El CEO de Pfizer, aseguró que la cuarta dosis podría ser necesaria por la nueva variante de Ómicron

EE.UU; jueves 9 de diciembre del 2021/agencias.- La aparición de la variante ómicron del COVID abre la posibilidad a que quienes han sido vacunados con el biológico de Pfizer necesiten una cuarta dosis, sugirió Albert Bourla, CEO de la farmacéutica.

“Cuando veamos datos del mundo real, determinaremos si ómicron es atacada por la tercera dosis y por cuánto tiempo (…) creo que necesitaremos una cuarta dosis “, comentó a CNBC.

La cuarta dosis tendría que ser aplicada un año después de la tercera, había previsto Bourla de acuerdo con declaraciones recogidas por el medio.

“Con ómicron tenemos que esperar y ver porque tenemos muy poca información. Puede que necesitemos más rápido (la cuarta dosis)”, agregó.

El miércoles, Pfizer y su socia alemana BioNTec informaron que los estudios de laboratorio muestran que una tercera dosis de su vacuna contra el COVID-19 neutraliza la variante ómicron, resultados que acelerarán las campañas de refuerzo en todo el mundo.

Un refuerzo con la versión actual de la vacuna aumenta los anticuerpos 25 veces, proporcionando un nivel similar al observado después de dos dosis contra el virus original y otras variantes, apuntaron las compañías.

Las llamadas células T aún brindan protección contra enfermedades graves, añadieron.

No obstante, los socios indicaron que están seguros de que tendrán una versión específica de la vacuna contra ómicron lista para su entrega en marzo de 2022.

Los resultados fueron los últimos de una serie de datos iniciales que surgieron durante el día anterior, que muestran que una tercer dosis puede, al menos en parte, tapar los agujeros en las defensas del cuerpo contra la variante ómicron

Un número creciente de empresas y funcionarios de salud pública han intentado tranquilizar al público acerca de las vacunas, aun cuando los científicos se apresuran a responder preguntas sin resolver sobre la gravedad, la transmisibilidad y la capacidad potencial de la variante ómicron para evadir los tratamientos actuales.