El primer ministro aseguró que buscará que todos los adultos reciban un refuerzo antes de finalizar el año

Reino Unido; lunes 13 de diciembre del 2021/agencias.- Boris Johnson se negó repetidamente a descartar la imposición de más restricciones de coronavirus antes de Navidad para abordar la propagación de ómicron, después de que se confirmó la primera muerte en el Reino Unido relacionada con la variante.

“A lo largo de la pandemia me ha costado mucho recalcar al público que tenemos que vigilar hacia dónde se dirige la pandemia y que tomemos las medidas necesarias para proteger la salud pública”, dijo el primer ministro británico a los periodistas en un centro de vacunación en Londres el lunes.

También subrayó que ómicron representaría la mayoría de los casos en la ciudad capital.

El secretario de Salud, Sajid Javid, quien aseguró anteriormente que no hay certeza de que el Gobierno pueda mantener abiertas las escuelas en Inglaterra, declaró ante al Parlamento que las infecciones por ómicron en el Reino Unido ahora se estiman en alrededor de 200 mil por día.

Los ministros se enfrentan a un acto de equilibrio mientras intentan abordar el aumento de casos justo cuando un número creciente de políticos del gobernante Partido Conservador amenaza con rebelarse contra las nuevas restricciones sobre el uso de máscaras y los llamados pasaportes de vacunas ya anunciados la semana pasada.

Johnson advirtió a esos parlamentarios contra la “complacencia” frente al virus, antes de las votaciones clave en el Parlamento el próximo martes.

En un discurso el domingo por la noche, Johnson remarcó que Reino Unido enfrenta una emergencia por ómicron y anunció un programa de refuerzo acelerado de vacunas COVID para sacar al país de la crisis.

Sin embargo, los números demuestran la rapidez con la que pueden ser necesarias nuevas restricciones. Johnson dijo que el Servicio Nacional de Salud necesitará igualar su mejor día de vacunación hasta ahora – 844 mil dosis en marzo – y luego debe superarlo “día tras día” para lograr el objetivo de ofrecer a todos los adultos un refuerzo de vacuna COVID para el Año Nuevo.

Nuevas reglas por ómicron

Reino Unido está desplegando equipos de planificación militar para ayudar con el despliegue, con la apertura de nuevos sitios y los centros de vacunas abiertos los siete días de la semana. Se movilizarán unos 750 efectivos de las Fuerzas Armadas, principalmente para administrar vacunas.

El gobierno está “trabajando para aumentar la capacidad” para reservar inyecciones de refuerzo en línea, declaró a los periodistas el portavoz de Johnson, Max Blain, después de que el sitio web del NHS colapsara el lunes por la mañana en medio de una gran demanda.

A medida que la amenaza de ómicron se hizo más clara, el Gobierno introdujo nuevas restricciones en los últimos días, incluidas el cubrebocas obligatorio en los espacios públicos interiores y la recomendación para que las personas trabajen desde casa.

A partir del próximo miércoles, las personas deberán presentar una prueba negativa a COVID para ingresar a clubes nocturnos y eventos grandes, con una exención para quienes hayan recibido dos dosis de la vacuna. Esta exención se cambiará para requerir una dosis de refuerzo “una vez que todos los adultos hayan tenido una posibilidad razonable” de recibir una “, dijo Javid a los diputados.

Los niños de 12 a 15 años también tendrán acceso a certificados COVID para viajes internacionales a partir del lunes, de modo que puedan demostrar su estado de vacuna donde sea necesario, agregó Javid.