*Ponen sobre la mesa la Reforma Energética

*Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República y Marko Cortés, líder nacional del PAN

México. Martes 14 de diciembre del 2021.- (Agencias). En el primer contacto en tres años entre el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador con Acción Nacional (PAN), ambas partes acordaron instalar siete mesas de diálogo para abordar, entre otros temas, una eventual reforma electoral y una energética.

Las mesas se instalarán el lunes 10 de enero de 2022 y “no podemos saber ni cuándo termine (el diálogo) ni cómo”, planteó el líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, quien encabezó el encuentro entre líderes, legisladores, alcaldes y gobernadores, con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

“Esperamos que no sea tiempo perdido”, respondió al ser cuestionado respecto a si el secretario de Gobernación les dio por su lado, pues el presidente López Obrador no ha cedido en nada desde que inició su administración.

“Pese a desconfianzas e incumplimientos el diálogo es necesario”, por lo que “esperamos que sea serio y productivo” y que no sea “un encuentro (para) un café”. Queremos, indicó Cortés, “resultados y avances en beneficio de México”.

Pero de entrada el dirigente marcó sus límites en materia de reforma electoral y eléctrica.

“El PAN buscará que no se vulnere al Instituto Nacional Electoral (INE) ni a sus integrantes”, y además “vamos con apertura y sin cerrazón, pero con claridad de lo que en el PAN queremos, un INE sólido, con sus actuales integrantes y un Tribunal electoral fuerte”.

En tanto, en la mesa sobre reforma eléctrica dijo que el PAN buscará como parámetros de negociación “que la gente pague menos en su recibo de energía, que México transite a las energías limpias y renovables”.

El encuentro duró más de dos horas en el Antiguo Palacio de Cobián, sede de Gobernación, en el centro de la ciudad, y después de él la cúpula panista ofreció una rueda de prensa en su sede nacional.

Ahí, Cortés detalló el decálogo de temas que el PAN planteó a López Hernández, de entre los que destaca el cese a la persecución política y “fabricación de delitos” contra los opositores, y le planteó, por ejemplo, el caso de su excandidato a la presidencia, Ricardo Anaya, hoy fuera del país debido, según ese partido, a que se le pretende encarcelar por ser adversario político.

Pedimos, dijo el panista, “que pare el estilo del presidente que culpa a los opositores violando el debido proceso exhibiéndolos como culpables” mientras que cuando se trata de cercanos a él asegura que es “politiquería”.

En la rueda de prensa, Cortés Mendoza afirmó que sí se invitará a estas mesas de diálogo a los demás partidos de oposición, el PRI, el PRD y Movimiento Ciudadano, además de las demás fuerzas, para que las mesas sean plurales.

No descartó que en un futuro el PAN busque una reunión directa con el presidente López Obrador, pero en su caso, aseveró, su partido “no estamos buscando una foto, estamos esperando que el país avance”.

Las mesas específicas de interlocución permanente son para que se puedan dialogar todos estos temas a profundidad” y con el fin de evitar “traslapes” el gobierno definirá quienes son los representantes que mandará a cada una de estas mesas.

La primera mesa será sobre tolerancia, pluralidad democrática y estado de derecho; la segunda mesa económica para generar empleo y superar la pobreza, la tercera para abordar el tema de la seguridad.

La cuarta será para la reforma eléctrica aunque el PAN se fijó límites; la quinta mesa de salud y bienestar, la sexta mesa será de posible reforma electoral, y la séptima sobre desarrollo sustentable.