**La nueva Ley de Austeridad prohíbe la compra o arrendamiento de vehículos nuevo, gastos innecesarios en papelería y equipos de oficina, además de eliminar el derroche en compras de gasolina, agua, energía eléctrica, telefonía y guardias de seguridad, que fueron algunas de las principales transas que hizo Toño en su gobierno  

Por: Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit.- Miércoles 15 de diciembre del 2021.- Se le acabó el negocio a Toño Echevarría, al Grupo “Álica” y a sus 40 prestanombres en Gobierno del Estado, ya que la nueva Ley de Austeridad Republicana, que aprobaron las diputadas y diputados de la Trigésima Tercera Legislatura, prohíbe la compra o arrendamiento de vehículos nuevos, patrullas y motocicletas, cuyo negocio realizado al amparo del poder público, le redituó más de 100 millones de pesos al gobierno del “Cártel del Cambio”. 

La Ley de Austeridad, que fue un acierto del Gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero y del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado, no sólo prohíbe la compra o arrendamiento de vehículos nuevos, sino que también obliga a los Titulares de las instituciones del gobierno a utilizar los vehículos ya existentes única y exclusivamente para la función pública. 

De la misma manera, ordena a funcionarios públicos justificar siempre las adquisiciones y rentas de otros bienes y servicios.

También, prohíbe la contratación de seguros de ahorro en beneficio de los servidores públicos con recursos del estado. 

Asimismo, dicho ordenamiento propone a los servidores públicos evitar a toda costa realizar gastos innecesarios en papelería y equipo de oficina, así como evitar el derroche de energía eléctrica, agua, telefonía y gasolina.

Es del dominio público que estos servicios eran precisamente, los millonarios negocios que venía haciendo descaradamente el corrupto de Toño Echevarría García, en su desastroso y fallido gobierno plagado de saqueos, impunidad y corrupción.

Hay que recordar, que el “Junior” Echevarría, destinó durante los 4 años de su gobierno, más de 400 millones de pesos del presupuesto en compra de gasolina y lubricantes al Grupo Gasolinero “Octano” cuyo principal accionista en Nayarit, resultó ser su padre, el exgobernador, Antonio Echevarría Domínguez. 

Lo mismo pasó, con las compras millonarias que hizo Toño con dinero del gobierno, de grandes embarques de agua “Ciel” a las dependencias del gobierno, utilizando botellas disfrazadas con otras marcas, según él, para que nadie se diera cuenta de que le estaba auto-comprando el líquido a sus propias empresas.  

Sin embargo, el negocio que más le va a pesar perder a Toño, es el de la venta de uniformes, equipo táctico, motocicletas, automóviles y camionetas al gabinete de seguridad pública del Estado. 

Tan solo, hay que recordar que el 12 marzo del 2020, las empresas manejadas por los presuntos prestanombres de Toño, le vendieron 1,338 uniformes y cuatro patrullas “moradas” al Gobierno del Estado, con el pretexto de combatir los feminicidios y la violencia contra mujeres, niñas y niños. 

Tres meses después, se asegura que el 30 de junio del 2020, Echevarría García, aumentó sus ganancias en su cuenta bancaria, entregando 71 patrullas más a la Policía Estatal y Corporaciones policíacas de 17 municipios, siendo la mayor venta de sus empresas automotrices operadas por sus prestanombres desde Guadalajara, Jalisco, en todo su cuatrienio de gobierno. 

En total, Toño, le vendió al Gobierno del Estado más de 200 patrullas, entre camionetas, vehículos sedan y motocicletas, obteniendo ganancias por 100 millones de pesos. 

Sin embargo, la fiesta ya se le terminó al corrupto exgobernante nayarita, pues, los diputados aprobaron la Nueva Ley de Austeridad, la cual prohíbe, elimina y restringe al máximo, el gasto de los recursos públicos en compra o contratación de bienes y servicios en todas las dependencias del Gobierno del Estado, Poderes del Estado, Ayuntamientos, Organismos Públicos Descentralizados y Organismos Autónomos. 

Lo que representa un “trancazo” contra los negocios del exgobernador, Toño Echevarría García, el Grupo “Álica” y sus 40 prestanombres. 

https://realidadessperiodico.com/wp-content/uploads/2020/07/patru.jpg

Se le acabó el millonario negocio de venta de patrullas, autos compactos, motocicletas y uniformes policíacos al exgobernador, Toño Echevarría García, al Grupo “Álica” y a sus 40 prestanombres.