Código de Guerra

Por: José Guadalupe Guerra Rivas

Tepic Nay. Viernes 17 de Diciembre de 2021. Todo el apoyo del pueblo al gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero para su proyecto político y Social y económico, pero los Nayaritas exigen primero justicia.

Muchos de los responsables de la quiebra económica del Estado, están plenamente identificados y fueron premiados con relevantes cargos públicos en los gobiernos Estatal, Municipal y hasta en el Congreso del Estado para presumir su vergonzante impunidad… IMPUESTOS?!. SI, PERO PRIMERO JUSTICIA!!!.

La propuesta de aumentar impuestos en algunos rubros en el Estado de Nayarit, debe venir aparejada con algunas órdenes de aprensión, aseguramiento de cuentas y requisicion de bienes arrebatados al pueblo por al menos dos administraciones, Roberto Sandoval Castañeda, (ya detenido y encarcelado, pero con sus negocios produciendo) y Antonio Echevarria García, quien pasea a caballo su vergonzante impunidad.

El Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero, con apenas 100 días de gobierno a sabido motivar al pueblo con su discurso propositivo de desarrollo y progreso para todos, pero sus iniciativas propuestas al Congreso en torno a los aumentos de impuestos a la UAN subir del 12 al 15 % para el Patronato, impuesto al turismo y otros rubros, como medida de recuperación han provocado reacciones negativas en todos los sectores sociales.

Sin embargo, es notable un fenómeno social, los Nayaritas no están en contra de pagar esos aumentos en un gesto de respaldo al gobernador.

Lo que se persive en el animo social, es el clamor de justicia, más que negarse a pagar los aumentos, pues los presuntos culpables de la gran quiebra económica de los Nayaritas tienen nombre y apellido, tanto en la UAN como en el Siapa Tepic y Turismo.

Los presuntos culpables del saqueo y robo están plenamente identificados y perfectamente ubicados ya que muchos de ellos ocupan importantes cargos públicos en las distintas instituciones de gobierno del Estado y en los municipios.

el pueblo de Nayarit quiere verlos pagando por sus abusos. En resumidas cuentas, el pueblo quiere primero justicia y después pagar esos aumentos a los impuestos que el nuevo gobierno requiere para iniciar el despertar del gigante dormido.