Por: Mildra Benítez Robledo 

Tepic, Nayarit.- Miércoles 22 de diciembre del 2021.-Este martes por la mañana se llevó a cabo la sesión del Consejo General de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) con la presencia del gobernador,  Miguel Ángel Navarro Quintero, así como de 113 consejeras y consejeros.
En este encuentro entre otras cuestiones se dio a conocer el informe de la relación de ajustes,  movimientos y traspasos presupuestales, correspondientes a los ejercicios 2020-2021, entre las que destacan la eliminación de algunas prestaciones.
En relación a este tema el secretario del Sindicato de Empleados y Trabajadores  de la UAN (SETUAN), Guadalupe Javier Ulloa Ríos,  aseguró que su sindicato no es responsable de la situación financiera que está atravesando la UAN , pues los verdaderos responsables de la crisis, según sus palabras,  comenzó en el gobierno de Ney González cuando se dejaron de dar las aportaciones municipales.
Recordó que en su momento  se comprometió el dinero de la venta del estadio de Béisbol a la deuda de la universidad, el  cual nunca llegó y a esto se le suma el desfalco millonario que hizo la pasada administración rectoral, y más recientemente, el convenio del 2019 de la administración Estatal pasada, misma que quedó de dispersar un recurso de 250 millones de pesos a la universidad que hasta la fecha nunca fueron entregados.
El líder sindical hace un reconocimiento a la  intención del gobernador de solucionar los problemas financieros al interior de la universidad, sin embargo aceptó que hay la preocupación de los trabajadores de base por perder sus prestaciones plasmadas en el contrato colectivo, entre estos elfondo de ahorro, apoyo para juguetes, apoyo para servicios municipales y apoyo para el cendi, este último qué fue fundado hace 36 años con una plantilla laboral avalada por la SEP, primaria y secundaria plasmados en la cláusula 37 de nuestro contrato colectivo de trabajo.
Para concluir, Javier Ulloa, añadió que los setuanistas piden el diálogo con las autoridades para terminar con la incertidumbre financiera de los trabajadores.