Les dieron la espalda a los principios de la 4T por apoyar a Ricardo Monreal, en su loca carrera en busca de la presidencia de la república 

Ya empezaron a pagar el precio de su traición. “Ni un solo peso del gobierno federal, estatal y municipal a las empresas del grupo Álica” después de que el gobernador, Miguel Ángel Navarro, investigara todas las transas del “cartel del cambio”

Por: Servio Tulio Berumen 

Tepic, Nayarit; viernes 23 de diciembre del 2021.- Aunque parezca difícil de creer, el cacicazgo político-empresarial de la familia “Echevarría-García, que hundió a Nayarit en la miseria, impunidad y corrupción de 1999 hasta el 2021, pronto llegará a su final, tras haber traicionado la confianza del Presidente, Andrés Manuel, para subirse al barco de la corrupción del líder del Senado, Ricardo Monreal, en su aventura palaciega por llegar a la Presidencia de la República en las próximas elecciones del 2024. 

Quiénes andan en política, saben que las traiciones “nunca se perdonan, ni se olvidan…se pagan”. 

Esto es lo que le está pasando a los exgobernadores, Toño Echevarría Domínguez y a su hijo, Toño Echevarría García, quienes cometieron el peor error de su vida, al traicionar la confianza de AMLO para subirse al barco de la corrupción del zacatecano, Ricardo Monreal, es decir, cambiaron el pavo por las lentejas. 

Y como en política las traiciones se pagan, de hoy en adelante, ya no habrá ni un solo peso del gobierno federal, estatal y municipal a ninguna de las empresas del Grupo “Álica”. Para tales fines, los diputados de Morena, aprobaron la nueva “Ley de Austeridad” y reformaron la “Ley de Adquisiciones”, que dejan fuera de la competencia por los billetes al grupo “Álica”. 

Y esto es sólo el principio, porque el Gobierno de Miguel Ángel Navarro, investigó la ruta de todo el dinero que entró y salió de las cuentas productivas del gobierno de Toño y ya tiene las pruebas “madre” para refundir a los “dos toños y a Martha Elena García, por lo menos, 30 años en la cárcel. 

De qué tamaño habrán sido las transas que hizo Toño en Gobierno del Estado, que los diputados de la Trigésima Tercera Legislatura, ya están cocinando la nueva Ley de “Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita” para colaborar con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), en las acciones de congelamiento de cuentas y decomiso de propiedades en Nayarit. 

Todo esto, son claros indicios de que el “general 5 estrellas” les hará pagar el precio de su traición a la familia “Echevarría-García”, a quiénes siempre les había funcionado la estrategia de cambiar de barco al tercer año de gobierno del Presidente de la República en turno. 

El problema, es que ahora la estrategia de la traición no les funcionó, debido a que el Presidente, López Obrador, es de pensamiento idealista, no materialista.

Por lo que ahora, los Echevarría, tendrán que atenerse a las consecuencias, ya que un idealista, ¡jamás perdona a un traidor!