Especialistas lo consideran más bien como una decoración facial  

México; lunes 27 de diciembre del 2021/agencias.- Expertos en Estados Unidos han recomendado reconsiderar o cambiar el tipo de cubrebocas que se utiliza, especialmente los de tela, mientras la variante ómicron de coronavirus continúa propagándose.

“Los cubrebocas de tela son poco más que decoraciones faciales. No hay lugar para ellos mientras aumenta la presencia de la variante ómicron”, dijo la doctora Leana Wen, analista médica y profesora visitante de políticas y administración de la salud en la Escuela de Instituto Milken de la Universidad George Washington, a CNN.

La doctora Wen agregó que la recomendación sobre los cubrebocas se ha realizado por científicos y funcionarios de salud pública desde hace meses.

“Necesitamos usar al menos un cubrebocas quirúrgico de tres capas”, dijo, en referencia al cubrebocas desechable que se puede encontrar en la mayoría de las farmacias, algunos supermercados y tiendas minoristas. “Puedes ponerte el cubrebocas de tela encima, pero no usarlo solo”.

Crea en casa tu cubrebocas, aquí están dos estilos

Idealmente, en lugares concurridos, se debería utilizar un KN95 o N95. La doctora Wen indicó que este tipo de cubrebocas tiene mejor ajuste y materiales de mayor calidad, como en las fibras; por ello, este tipo de protección evita que partículas diminutas entren en la nariz o boca.

¿Se recomienda usar cubrebocas de tela?

La doctora Wen recordó que, al principio de la pandemia, se había desalentado al público en general comprar los cubrebocas N95, puesto que el sector salud enfrentaba una escasez del producto, pero el suministro ya no es un problema.

Sin embargo, la guía más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) sobre la selección, uso, limpieza y almacenamiento adecuados de los cubrebocas todavía recomienda evitar los N95. En su lugar, sugiere utilizar cubrebocas con dos o más capas de tela lavable y transpirable, algo que la doctora Wen considera “un gran error”.

“Si vamos a decir que se requiere usar cubrebocas, cuando no venimos de una cultura de usarlos y a la gente no le gustan, al menos hay que recomendar utilizar los más efectivos”, dijo Wen.

Países como Alemania o Austria han cambiado sus estándares para señalar que un cubrebocas, para su uso en público, debe ser al menos uno quirúrgico de grado médico.

Eficacia de los cubrebocas

Las investigaciones con respecto al covid-19 y su transmisión han avanzado y ello permitió el cambio en distintas recomendaciones, dijo Erin Bromage, profesora asociada de biología en la Universidad de Massachusetts Dartmouth.

“Las personas tardan más en apreciar la naturaleza de las infecciones transmitidas por el aire. Con la influenza, por ejemplo, se puede propagar por gotitas, inhalarse un poco o estar en las superficies e infectar de esa manera. En el caso del covid, parece que el principal impulsor de la infección es el aire compartido”, detalló Bromage para CNN.

Los cubrebocas de tela, cuyo uso fue promovido al principio de la pandemia, sólo pueden filtrar gotas grandes, mientras que las más eficaces, como los N95, pueden filtrar tanto las gotas grandes como los aerosoles más pequeños o partículas potencialmente cargadas con virus en el aire si hay personas infectadas, dijo Bromage.

Un cubrebocas de tela tiene un 75 por ciento de fugas hacia adentro y hacia afuera, lo que la Conferencia Estadounidense de Higienistas Industriales Gubernamentales define como el “porcentaje de partículas que ingresan a la pieza facial” y el “porcentaje de partículas exhaladas por una fuente que sale de la máscara”, respectivamente.

Los cubrebocas N95, debidamente ajustados y aprobados por instancias de salud, pueden filtrar hasta el 95 por ciento de las partículas en el aire, según los CDC. Las mascarillas quirúrgicas o desechables son alrededor de un cinco a diez por ciento menos efectivas que los respiradores N95, dijo Bromage.

La razón por la que la variante ómicron ha logrado infectar rápidamente a muchas personas es “desconocida en este momento”, pero pone en relevancia el papel que pueden desempeñar los cubrebocas de calidad, dijo Bromage.

“Si se necesita menos virus, o si una persona que está infectada está expulsando más virus, entonces la función del cubrebocas está relacionada con qué tantas partículas puede reducir al respirar”.

“Necesitamos promover cubrebocas de alta calidad en todas partes. En este momento, una mascarilla de tela de una sola capa no es suficiente contra ómicron”, dijo el ex director general de Sanidad de Estados Unidos, el doctor Jerome Adams.

Cambiar los cubrebocas de tela

El Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional de Estados Unidos indicó que es mejor utilizar cubrebocas N95, antes que los de tela, con las siguientes especificaciones:

Deben tener forma de taza, pliegue plano o pico de pato.

Dos correas para rodear la cabeza.

Un puente nasal de alambre ajustable.

La recomendación de los expertos sobre usar mejores cubrebocas no es una sugerencia para tirar los de tela a la basura o no utilizar alguno cuando no se tiene uno de grado médico disponible.

Estudios refieren que los cubrebocas de tela con múltiples capas y mayor número de hilos “han demostrado un rendimiento superior en comparación con las capas individuales de tela con menor número de hilos”, pero siguen siendo menos efectivas que las máscaras de grado médico, según los CDC.

Usar un cubrebocas de tela sobre uno médico, como sugirió la doctora Wen, puede brindar mayor protección porque mejoran el ajuste y, por lo tanto, la capacidad de filtración, de acuerdo con los CDC.”Si todo lo que tienes es un cubrebocas de tela, eso es mejor que nada, pero no se está bien protegido. En todo caso, si es necesario acudir