LAS “COSITAS” DE LA NÓMINA EN LA UAN

por: Roberto González Bernal

Dicen que estaba el rector UAN, en una reunión con funcionarios y directores, todos ellos, por supuesto, nombrados por él mismo para que sean parte de la nómina, ganando no solamente su sueldo sino otra compensación más algunos gastitos de viáticos. Dicen que traía un carácter bipolar; por un lado, se mostraba alegre y por otro compungido. La razón de ese carácter salió a flote al dar el discurso ante los ayudantes. Dicen que les dijo: Les tengo dos noticias: una buena y una mala. Ahí es donde salió el peine del carácter. La buena, según les dijo, es que el IMSS, el SAT, el INFONAVIT y el banco interacciones ya nos perdonaron la deuda y la mala es que tenemos de aquí al miércoles para agarrar nuestros tiliches y largarnos porque la UAN se cierra.
Y es que la crisis financiera por la que atraviesa la UAN, no ha sido lo suficientemente fuerte como para que las mafias universitarias renuncien a sus privilegios. Nachito Peña no se anima a sanear la nómina ni a quitar privilegios. Le faltan “huevos” para trascender como un rector que hizo historia en la UAN. Prefiere seguir siendo rehén de las mafias universitarias, y más del anciano dirigente del SETUAN, quien por supuesto, jamás va a dejar de ser el principal accionista de su empresa UAN S.A de C.V.
Revisando un poco los datos de la nómina que está igual de transparente que las aguas del río Mololoa, pude sacar algunas cositas que les anotaré a continuación. Primero, mis cuatro lectores deben entender que en la UAN hay varias categorías y niveles. Pero quiero destacar aquellos que son profesores o investigadores de carrera TITULAR, EN LAS CATEGORIAS A,B Y C. Esta última es la de mayor nivel en la UAN.
¿Qué dice la ley? El artículo 39 del reglamento de personal académico dice: “Los requisitos mínimos para pertenecer a cada uno de los niveles de la categoría de profesor o investigador de carrera TITULAR, son: Nivel A.-Tener GRADO DE DOCTOR O LOS CONOCIMIENTOS Y LA EXPERIENCIA EQUIVALENTES; haber trabajado cuando menos 3 años en labores docentes o de investigación; o MAESTRÍA CON 4 AÑOS DE EXPERIENCIA DOCENTE Y DE INVESTIGACIÓN o ESPECIALIDAD CON 6 AÑOS DE EXPERIENCIA ACADÉMICA y en cualquiera de los casos, haber publicado trabajos en la materia, dedicar tiempo completo a la Universidad, haber dirigido seminarios o asesorado tesis y haber demostrado capacidad para formar personal especializado en su disciplina. Nivel B.- Reunir los requisitos del nivel anterior y además, haber demostrado capacidad para dirigir grupos de docentes o investigadores y dedicarse exclusivamente a la Universidad. Nivel C.- Reunir los requisitos del nivel anterior y haber formado profesores o investigadores que ya estén laborando de manera autónoma y además, haber publicado trabajos que acrediten la trascendencia y alta calidad de su trayectoria académica y sus aportaciones a la ciencia.
Veamos el caso del Ignacio Maldonado Tovar. Aclaro, no tengo nada contra él de manera personal. Hasta donde sé, en sus orígenes era maestro de la preparatoria de Compostela. Pero desde hace casi cuarenta años está de jefe de personal de la Universidad. Pues bien, independientemente de las razones que explican su permanencia en ese puesto y que están ligadas a su función de ser sicario laboral del anciano dirigente del SETUAN, el profesor en comento es Tiempo Completo titular C, adscrito a la Unidad Académica de Contaduría y Administración y gana un salario mensual bruto de 67,288.22 y en la otra información dicen que gana 40,473.48. Obvio a eso hay que sumarle su compensación como funcionario.
Otro caso, el de Daniel Maldonado Félix, un inteligente joven que hasta hace unos pocos años era dirigente de la FEUAN y que hoy es Tiempo completo titular B, adscrito a la Unidad académica de salud integral y con un sueldo mensual bruto asignado de 53,171.36 pesos y en otra información dicen que gana 25,115.7. Esto contrasta grotescamente con académicos que tienen muchísimos años en la UAN y capacitándose, sin embargo, no logran pasar del nivel de asociado, ya no digamos titular. ¿A qué se deben estas carreras meteóricas en la UAN? Obviamente yo tengo mis propios juicios, pero les pido a mis cuatro lectores que se hagan los suyos.
Pero en ambos casos sería bueno que los ciudadanos que sostenemos a la UAN estemos enterados de si en realidad cumplen los requisitos para estar en tal categoría y nivel. Por ejemplo, si yo sé que Ignacio Maldonado Tovar es un burócrata de la UAN que se ha dedicado toda su vida a estar al servicio del anciano dirigente del SETUAN funcionando como su sicario laboral sin NINGUNA APORTACIÓN A LA CIENCIA tal como dice la ley, entonces ¿por qué cobra como tal? Y si revisáramos la nómina abiertamente, así nos encontraremos con cada caso que nos demostraría cómo la nómina se ha inflado escandalosamente sobre la base de hacer contrataciones SIN DIAGNÓSTICO INSTITUCIONAL, VIOLANDO LAS LEYES Y CON CRITERIOS DE TIPO POLÍTICO. Hay muchos, pero muchos casos así.

PD. Por eso Nachito Peña no va a enfilar baterías contra sus socios, es parte de la corrupción.