Por: Misael Santana Huerta
San Vicente del municipio de Rosamorada, Nayarit.
Lunes 13 de Julio del 2020.- Este reciente pasado Jueves, en la comunidad de San Vicente, desde temprana hora se veía el ir y venir de ejidatario, debido a que unos y otros se buscaban en sus hogares, para invitarse a la toma de posesión de la nueva mesa directiva, conformada por los suplentes, de los titulares que salían este reciente Jueves al haber terminado el mandato de administración ejidal consistente en tres años que se completaban este nueve de la semana en curso.
Aquí siguiendo los protocolos de ley, personal de la Reforma Agraria, haciendo uso de la palabra, muy en claro le dejaron a los presentes en la asamblea, que la sustitución de quienes fueron los titulares de la administración, podían ser reemplazados por quienes fueron sus suplentes en el periodo de administración ejidal o también podía quedar solo como sustituto el presidente del consejo de vigilancia, que estuvo en los miembros a sustituir.
Es decir, le dijo el representante agrario a la asamblea, para que en el término de sesenta días convoque a elecciones, cosa que la base ejidal escogió por mayoría de votos la primera opción, en el sentido de quedarse en el cargo por los sesenta días los suplentes de cada titular sustituido.
Para quedar de la manera siguiente: a sustituir el ya ahora ex presidente Jesús Frías Hernández, secretario Lázaro Llanos Romero, tesorero Martin Avon Herrera Consejo de Vigilancia Candelario Hernández González, salientes para ser sustituidos por quienes fueron los suplentes por mencionar a:
Presidente Vicente Guzmán López, secretario Cruz Celia Martha Ruiz, tesorera Maricela Ávila Reyes, Consejo de Vigilancia repite Candelario Hernández González, para que en el término de dos meses convoque a elecciones.
Bajo este orden se desarrolló la asamblea, para que en ningún momento al salir la administración a sustituir no dejar ningún vacío de poder.
Destacando, el hecho de que este grupo en el que se dieron estos movimientos ya cuentan con la integración de los miembros de lo que será la planilla, para en su momento de las elecciones enfrentarse a quienes pongan otras corrientes.