Esperando a mi amada
contemplando el balcón,
esperando que salga
pero nunca salió.
Esperando que salga
con mi guitarra en mano
me encontraba al acecho
pero todo fue en vano.
Le cante tres canciones
con mucho sentimiento
para ver si entendía
todo lo que yo siento .
Pero llegó la lluvia
la lluvia transparente
con sus gotas heladas
a correr a la gente.
Entonces me inspiré
y canté una balada
con todo mi cariño
con la mejor tonada.
La lluvia no menguaba
y yo seguí entonando
las canciones más bellas
con todo el entusiasmo.
Pero se fue la lluvia
y no salió al balcón
sin saber los motivos
sin ninguna razón.
Por eso adolorido
me voy y no regreso,
por eso cabizbajo
me iré lejos ,muy lejos.
¡No volveré nunca
al balcón a cantarle!
¡La lluvia fue testigo
de que me hizo un desaire.!
¡Nunca más serenata
al pie de su balcón!
¡Nunca más un desprecio
que hiera el corazón.!
¡Me voy con mi guitarra
y mi alma remojada!
¡Me voy decepcionado
con otra desvelada.!

IGNACIO GOMEZ CASTAÑEDA