Por: Emilio Castillo Hernández
Huajicori, Nayarit. 06/08/20. – La alcaldesa invita a los comercios a pagar su licencia de funcionamiento en plena pandemia y en plena crisis económica; el municipio de Huajicori es un municipio pobre pero con políticos priistas ricos.
Este miércoles pasado, comerciantes y ciudadanos mostraron su descontento con la alcaldesa Gabriela Guzmán, quien por medio de oficios girados a los comercios invita a los dueños de negocios a que pasen a pagar su licencia en los términos de 15 días, pues de lo contrario los negocios serán sancionados en los términos de la ley municipal.
Al conocer este oficio (amenaza) los comerciantes pegaron el grito en el cielo, pues aseguran que la pandemia tiene en crisis a todo el estado, no se diga al municipio, y la alcaldesa priista sale con la burrada de cobrar la licencia a los negocios que a duras penas sacan para comer, los altos costo de la energía eléctrica también tiene por los suelos la economía de las tienditas de abarrote que existen en el municipio.
Las críticas no se dejaron esperar por parte de la ciudadanía, la cual aseguran que la edil priista no tiene harta, que la edil solo se la pasa pensando en cómo joder al pueblo pobre para ella seguir construyendo su mansión y seguir agrandando su rancho ganadero.
Es una burla lo que está pretendiendo hacer la edil, ya que los comerciantes en ningún momento han recibido un apoyo de parte del gobierno del estado y mucho menos del ayuntamiento, la crisis económica que se vive tiene en la miseria a las familias de Huajicori, los pequeños negocios están a punto de cerrar sus puertas pues no hay circulante en el municipio, ya que la edil no se ha preocupado por generar fuentes de empleo, en ningún momento ha generado empleo temporal para las personas que se quedaron sin empleo en esta pandemia que se vive.
A través de este medio los ciudadanos piden la intervención del gobierno del estado para que ya pare las arbitrariedades que continuamente realiza Gabriela Guzmán González pues no es justo que abuse de su poder y con el intente sacarle dinero, que no tienen, a los pequeños negocios del municipio, la ciudadanía asegura que la edil, quiere recuperar los dos millones que supuestamente le robaron por medio del internet; la ciudadanía no tiene la culpa que la edil priista no sepa manejar el dinero público.
A los ciudadanos les queda claro que la edil en lugar de ayudarlos, cada día los quiere perjudicar, con artimañas, nadie niega que se tiene que pagar la licencia de funcionamiento, pero los tiempos no están para pagar dicho impuesto, las ventas están por los suelos, los comerciantes ya no saben qué hacer, negocios que han sido atendidos por tres generaciones hoy están con el Jesús en la boca ya que no tienen ni para pagar la luz, mucho menos para surtir sus mercancías y la edil exigiendo pago de impuesto como si tuviera tanta necesidad el ayuntamiento, pues no se ve que realice obra pública y mucho menos programas alimentarios para las personas que no tienen ni para comer, “sí que salió transa la presidente y aparte muerta de hambre y por lo tanto le quiere sacar el dinero a los ciudadanos a como dé lugar, tal parece que la priista Grabiela Guzmán gobierna con la ley de Herodes, concluyeron los denunciantes.