El empleado de un negocio de venta de pollos asados fue detenido por elementos de la guardia de proximidad del municipio de Apodaca tras dar muerte a balazos a un presunto extorsionador que amenazó con asesinar a los trabajadores y al dueño, por negarse a pagar la cuota.

El hecho ocurrió la noche del domingo en el negocio denominado “Pollo y carnes la subida” ubicado en la calle Vito Alecio Robles de la colonia Moisés Sáenz.

De acuerdo con la ficha policial, el ahora fallecido llegó a la tienda en un auto Versa, con logotipos de identificación de la empresa Totsa, que da servicio de taxi en el aeropuerto.

La versión de testigos indica que el presunto delincuente se identificó como integrante de la delincuencia organizada y exigió una “cuota” de dos mil pesos por semana. Para amedrentar a los presentes realizó llamadas telefónicas en donde interactuó con un hombre que aparentó ser el jefe de un grupo del crimen organizado.

Fue al momento en que les dio la espalda, cuando el empleado identificado como Monserrat de 36 años, accionó en contra el agresor un revólver calibre 22 el cual tenían en el negocio como protección ante cualquier incid