Por: Misael Santana Huerta

Tuxpan, Nayarit. A 22 de Octubre de 2020. En ningún momento hemos descuidado el acontecer que viven los ejidatarios, tomando en cuenta en que entre ellos andamos en las buenas y en las malas y más en estas últimas debido a que se repiten a cada momento.
Desde el momento en que para sembrar sus tierras, lo hacen con mucho esfuerzo, al no contar con los recursos económicos para tener en buen estado sus tierras de cultivo, que van desde el barbecho de los cercos de la parcela, el rastreo del terreno, y la arada para dejar caer la semilla en el surco, de lo que pretenda sembrar.


En donde nos podemos referir al cultivo de frijol en todas sus variedades, el sorgo, el maíz para elote, la sandía, la jícama, la berenjena, el ejote, la calabaza, el tomate de hoja, el jitomate rojo, el melón, la calabaza comestible, el chile en sus diversas variedades, entre otros productos que en el campo se cultivan pero que escapan de la memoria.
En estos días en que ya se ve la maquinaria agrícola transitando por los caminos rumbo a las parcelas, cada campirano ya tienen, su idea y bien firme de lo que va a sembrar, en donde estaca principalmente el maíz, el sorgo y las hortalizas, destacando en primer lugar las preferencias del cultivo del frijol en todas sus variedades.
Sin embargo ya impuestos a los cultivos que se mencionan, en esta temporada ya andan funcionarios públicos del estado y de la federación metiéndoles la idea de que cultiven el cacahuate, como una rotación de cultivos, cosa que cae en el desánimo debido a que les ofrecen precios muy buenos, pero al moverse los promoventes, llegan otros personajes, ofreciéndoles precios que van a ir muy por abajo de como los promoventes les habían dicho, es decir los desacreditado ” coyotes ” bandidos.
Ante este estado de cosas, los agricultores de Tuxpan y de toda la zona norte, al ver qué habrá mano negra al vender el cacahuate al vender, han decidido, seguir ocupando sus tierras en los cultivos tradicionales como lo son el frijol, el maíz y el sorgo principalmente.
Así las cosas en la agricultura de la costa norte y sur del estado, en donde con este proyecto algunas dependencias del estado les están facilitando semilla de frijol parido o kilo por kilo a devolver.