El Secretario de Salud primero declara que no habrá campaña de vacunación contra la influenza en Tepic, casa por casa, pero se observan brigadas en las calles

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Sábado 24 de octubre del 2020.- Severa confusión provoca la misma Secretaría de Salud respecto a la campaña de vacunación contra la influenza en Nayarit, primero informa que no habrá visitas casa por casa pero la realidad es que las brigadas andan en las calles.
Por un lado, el Secretario de Salud, Raúl Santiago López Díaz dio a conocer que esta campaña de vacunación se realiza casa por casa pero únicamente en la zona rural del estado porque en la capital, la población teme que impostores lleguen a sus viviendas con el cuento de ofrecerles este servicio.
Pero mientras él funcionario gastaba su saliva dando a conocer esta acción, en las calles de Tepic, se observaron varias brigadas de salud, vacunando a la población contra la influenza.
Al escuchar en los medios informativos las declaraciones del Secretario de Salud, el nivel de desconfianza en los habitantes de Tepic creció aún más porque está igual o peor que la chimoltrufia, así como dice una cosa, dice otra.


De por sí, en medio de la pandemia del Coronavirus la ciudadanía no quiere abrir las puertas por temor a contagiarse, ahora menos por temor a sufrir un asalto porque se quedaron con la idea de que no habrá vacunación casa por casa.
Y es que no existe un método efectivos de difusión porque Raúl Santiago López Díaz dice que en Tepic no habrá vacunación casa por casa pero la realidad es que sí hay grupos de enfermeras invitando a la población a aplicarse la dosis.
Estos grupos de salud se topan con pared porque tocan a las puertas y no abren, la gente no sale al temer que sean impostores, tal y como sucedió cuando se realizaba el censo de población y vivienda del INEGI.
Pero además, López Díaz se dio el lujo de afirmar que en Tepic se implementará una estrategia diferente para vacunar a la población donde quizá sea mediante módulos establecidos en puntos estratégicos pero eso, hasta no ver, no creer.