Se encontraban enterrando a un familiar cuando repentinamente un sicario empezó a disparar a diestra y siniestra, tocándole una bala en la cabeza a la pequeña criatura

Guadalajara, Jalisco; martes 26 de octubre del 2020.- En el panteón localizado en la colonia Torres, la ceremonia en la que se estaba dando cristiana sepultura a un hombre cuya causa de muerte no fue revelada, un sicario abrió fuego contra los asistentes hiriendo a quien al parecer iba a matar.
Desgraciadamente una de las balas perdidas pegó en la cabeza del bebé, quien falleció en forma inmediata.
A decir los testigos los disparos crearon la fuga masiva de las personas, que por un momento se olvidaron del cadáver, nadie se percató del sicario y ni del rumbo por donde habían llegado los disparos.
El cadáver del menor fue trasladado por los padres a la clínica 34 del IMSS, pero falleció en el trayecto.
El adulto baleado fue internado en el Hospital Civil en donde se reporta en condiciones graves.
Se presume que es otro ajuste de cuentas entre las bandas del crimen organizado que se disputan la plaza.