• De las 20 promesas que le hizo al pueblo de Nayarit, el día de su toma de protesta, el 19 de septiembre del 2017, sólo ha cumplido una, “quitarle la capucha a los policías”
  • Prometió meter al “bote” a Roberto por ratero y lo único que ha hecho es protegerlo a él y a su “cártel de la gente”, señalan molestos sutsemistas

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Martes 27 de octubre del 2020.- Toño Echevarría García, a tres años de haber asumido la gubernatura del estado, sólo ha cumplido con una de las veinte promesas que le hizo al pueblo de Nayarit, aquel 19 de septiembre de 2017, “quitarle la capucha a los policías”, señalaron muy molestos sutsemistas que manifestaron temer que el gobernador no vaya a pagar sus compromisos de fin de año.
Expresaron que de ahí en fuera, “el orgullo” de la familia Echevarría, ni siquiera ha cumplido con los lineamientos del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, su gobierno es un total fracaso que navega en medio de la tormenta sin rumbo fijo.
Por lo tanto, si a Toño le llevó tres años cumplir sólo una de las 20 promesas, entonces, ocuparía gobernar 60 años más para poder cumplir con los 19 compromisos que le faltan.
En pocas palabras, expresaron, al hijo del “Tigre” Toño y de Doña Martha García, le quedó “DEMASIADO GRANDE LA YEGUA”, o sea, que “A NAYARIT LE FALTÓ JINETE”.

Roberto Sandoval Castañeda.
Ex gobernador.


Prueba de ello, dicen las fuentes, es que tan sólo el año pasado en su segundo informe de gobierno, Toño, anunció con bombo y platillo, la creación de la “SUPER” Secretaría de Desarrollo Sustentable con David Guerrero Castellón, a la cabeza.
Agregaron que después de un año, los resultados fueron desastrosos, Echevarría García, tuvo que cesar del cargo al prepotente de Guerrero Castellón, porque el tipo en lugar de utilizar los millonarios recursos públicos para reactivar la economía de los pequeños empresarios por el asunto de la pandemia, resulta que agarró el dinero para echarle un segundo piso a su casa y remodelar su calle con adoquín y bahías de estacionamiento tipo fraccionamiento “Puerta de Hierro” de Guadalajara, Jalisco, allá en la colonia Indeco, donde hubo doble gasto, porque ya habían metido tubería de agua potable y drenaje, así como pavimentado la calle, pero al poco tiempo, volvieron a abrir para entubar y hacer las nuevas remodelaciones que son la envidia de la mayoría de las calles de Tepic que están para “llorar”.
Es decir, apuntaron, Echevarría García, se la ha pasado durante los últimos tres años de gobierno, echando mentiras, solapando los robos de sus amigos en las dependencias y haciendo negocios particulares.
Consideran que sin lugar a dudas, Echevarría García, es una vergüenza para los nayaritas, ya que mientras, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, en menos de dos años, ya cumplió con 96 de las 100 promesas que le hizo al pueblo de México, Don Coca-Colo, sólo ha podido cumplir con una de las 20 promesas que le hizo al pueblo de Nayarit, que fue “quitarle la capucha a los policías”.
Todo mundo recuerda, citaron, que aquel 19 de septiembre de 2017, Toño, en su discurso de toma de protesta como gobernador, prometió que iba a meter a la cárcel por ¡RATA! al exgobernador del “Cártel de la Gente”, Roberto Sandoval Castañeda.
Incluso, lo acusó de haberse robado más de 2 mil millones de pesos, del COCYTEN, de la Secretaría de Educación, de SEPEN y de otras dependencias, sin embargo, a tres años de aquel hecho, Echevarría García, se ha convertido en el principal defensor de la corrupción Sandovalista.
También, prometió, que iba a “limpiar” la Fiscalía General del Estado, de todo resquicio de corrupción del “diablo” Veytian, sin embargo, a 36 meses de aquel compromiso, todos los nayaritas están viendo como siguen saliendo los chorros de corrupción por puertas y ventanas de la FGE, por donde se asoman, Petronilo y Rodrigo Benitez Pérez.
Otro de los compromisos, manifestaron las fuentes, fue que iba a acabar con la “mafia de la obra pública”, sin embargo, esta fue otra vil mentira del “charrito” del Quevedeño, ya que hasta la fecha, más del 70 por ciento de los contratos de obra pública, han sido entregados de manera directa y sin licitación a sus empresas constructoras manejadas con prestanombres locales o nacionales.

David Guerrero Castellón.
Ex Secretario de Desarrollo Sustentable


De la misma manera, dijo, que todas las compras del gobierno se iban a hacer con proveedores nayaritas con la finalidad de que el dinero se quedara aquí mismo para reactivar la economía del estado; sin embargo, lo primero que hizo fue privatizar la administración de la Secretaría de Salud de Nayarit a una empresa de Guadalajara, Jalisco; y lo mismo hizo con la compra de los útiles escolares y más de 170 patrullas.
Donde de plano se mordió la lengua, fue cuando Toño prometió acabar con la corrupción que había dejado Roberto Sandoval Castañeda, sin embargo, Echevarría García, salió peor, ya que entre robo y robo, terminó quebrando en menos de tres años, la economía del estado.
Como se podrá observar, subrayaron, a Toño Echevarría García, “LE QUEDÓ DEMASIADO GRANDE LA YEGUA”, ya que de las 20 promesas que le hizo al pueblo de Nayarit, aquel 19 de septiembre de 2017, sólo ha cumplido una: “quitarle la capucha a los policías”.
De ahí en fuera, Echevarría García, insistieron los sutsemistas, no ha tenido palabra de hombrecito para cumplir con sus 19 compromisos restantes, “se rajó como los meros machos”, ni siquiera es digno de portar el traje de charro mexicano, mejor debería de cambiarlo por un traje de payaso.
Por último agregaron si a Toño le llevó tres años cumplir con un solo compromiso, entonces, ocuparía gobernar 60 años más para poder cumplir con los 19 compromisos que le faltan.