Trabajadores de fiestas patronales, ferias del pueblo y de los ejidos piden que se les deje trabajar al exterior de las iglesias en las plazas de los pueblos

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Martes 27 de octubre del 2020.-
Mueren de hambre trabajadores de fiestas patronales, ferias de pueblo y ejidales porque el Gobierno de Nayarit les impide trabajar desde hace siete meses debido a la pandemia del Covid-19.
Ante la negativa de la autoridad de permitirles colocarse al exterior de las Iglesias y Plazas del Pueblo, la mañana de este lunes marcharon sobre la avenida México hasta Palacio de Gobierno para levantar la voz y encontrar una respuesta positiva a su demanda.
De acuerdo a su dirigente Everardo González, se han abierto prácticamente todos los giros, incluso los tianguis que son similares a su actividad pero a ellos, se les prohíbe instalarse, dejándolos en la miseria, hasta han tenido que vender los juegos mecánicos como fierro viejo para sobrevivir.
Son decenas de familias que han hecho de todo para llevar el pan a la mesa de sus hijos, se volvieron albañiles, taxistas, incluso muchos han cruzado la frontera norte en busca del sueño americano porque aquí no les permiten colocar sus puestos y obtener dinero de manera lícita.
“Pedimos al Gobernador que nos apoye, que nos eche la mano, que nos liberen nuestros giros para poder salir adelante”, solicitó a nombre de sus compañeros.
Las fechas importantes para trabajar han pasado y se acercan otras donde pudieran reponer un poco su economía como es la celebración de San Judas Tadeo, Día de Muertos y 12 de diciembre, pero no les autorizan pese a la lamentable situación económica por la que atraviesas quienes se dedican a llevar alegría a la gente.
“No estamos pidiéndole que nos regalen nada, solo queremos trabajar”, aseveró Everardo González.
Y todos los comerciantes de las llamadas fiestas patronales, tienen en claro que al iniciar a laborar aplicarán todos los protocolos de salud como es el uso de cubrebocas, aplicar gel antibacterial, sana distancia y todas las medidas porque no sólo está en riesgo la salud de los clientes sino de los mismos comerciantes.