Es fundamental aplicar la técnica de fricción-desinfección con agua y jabón o con preparados a base alcohol

Boletín. Tepic, Nayarit, a 03 de noviembre de 2020
.- Luego de conmemorar recientemente el Día Mundial del Lavado de Manos, el Dr. Carlos Enrique Díaz Aguirre, epidemiólogo y coordinador de Gestión Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nayarit, informó que la capacitación al personal de todas las categorías sobre el tema de higiene de manos es una prioridad, y estas actividades educativas se replican en los hospitales y Unidades de Medicina de Familiar (UMF) en la Oficina de Representación estatal. Resalto el especialista que todo profesional de la salud o cualquier persona que participe directa o indirectamente en la atención a un paciente debe estar consciente de que las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes y, sobre todo, que la higiene de manos es una medida sencilla y eficaz para evitar el contagio de COVID-19 y otras enfermedades. “Es importante usar la técnica de fricción-desinfección con preparados a base alcohol, cuando las manos no estén visiblemente sucias. El lavado con agua y jabón cuando estén visiblemente sucias y en los momentos establecidos por la OMS, antes de realizar una técnica aséptica, antes del contacto con el paciente, después de estar en contacto con el entorno del paciente, después de tocar al paciente y después del manejo de secreciones y fluidos corporales”, explicó. Así mismo, el especialista agregó que, en menos de un minuto un lavado de manos eficiente puede contribuir de forma significativa a reducir el riesgo de enfermedades respiratorias, gastrointestinales, de vías urinarias y bacteriemias, y de esta manera se rompe el ciclo de transmisión de virus, como la influenza, COVID-19, entre otros. “Los pasos para una correcta higiene de manos son: lavado con agua y jabón, mójese las manos con agua y deposite en las palmas jabón líquido, frótese las palmas, frótese cada palma contra el dorso de la otra mano y entrelazando los dedos entre sí. Así mismo, fricción en los nudillos, alrededor de los pulgares, frotarse las puntas de los dedos. Enjuagar las manos con agua y secarlas con una toalla de un solo uso”, explicó.
La fricción de manos con solución de gel base alcohol se recomienda si no es posible el lavado con agua y jabón. Para ello se debe depositar en la palma de una mano, seca, una dosis de solución para luego realizar los mismos pasos que con el lavado, pero en este caso se debe dejar que el gel seque solo, concluyó Díaz Aguirre.