El gobierno de Toño no se preocupó por mandar fumigar ni los alcaldes por llevar a cabo campañas para prevenir la proliferación del mosquito transmisor

Por: Misael Santana Huerta
Ahuacatlán, Nayarit. A 4 de Noviembre de 2020.
Muy preocupada se encuentra la ciudadanía de la cabecera municipal y sus ejidos, así como los municipios de Ixtlán y Amatlán de Cañas, debido a que la presencia del zancudo, va en aumento.
Para provocar que una buena cantidad de personas de la región sur del estado, se encuentren ya contaminadas del ” dengue clásico”, sin que a este momento a sabiendas de la presencia de esta pandemia la Secretaría de Salud de Nayarit, los presidentes municipales de la región y las clínicas del Seguro Social y del ISSSTE, no hacen nada para detener este contagio que aunado al covid __19, mantienen a la población carente de trabajo para subsistir no se diga también para sobrevivir alimenticia mente.
Ese es lo que dicen, en sus mensajes puestos en nuestras manos gente de los municipios arriba referidos, para que lo hagamos del conocimiento público, para ver si las dependencias de salud referidas se unen para que en conjunto caminando de la mano, echan andar un plan, que tenga que ver con la eliminación del zancudo.
Animalito maligno, que sienta sus reales nos dicen los informantes, en los municipios que cuentan con ríos con aguas sumamente contaminadas y en los espacios cubiertos de muchos pastizales a las orillas de las cabeceras municipales y sus ejidos, y en los propios solares en donde abundan las aguas negras almacenadas en los cacharros entre otros espacios en donde el zancudo se reproduce con facilidad.
Ante este estado de hechos que la ciudadanía denuncia, esperan que a partir de este momento se le vaya viendo el final a esta plaga, con las fumigaciones constantes que se deben iniciar y así acabar con este contagio del dengue clásico y hemorrágico que puede aparecer de último momento.
Así las cosas por los municipios de: Jala, Ahuacatlán, Ixtlán del Río y por Amatlán de Cañas, estaremos al tanto a este respecto, y que de hacer oídos sordos a quienes corresponde este escabroso asunto, nos dicen los quejosos se plantarán a las afueras de cada presidencia municipal, del sur hasta ver qué las autoridades municipales y de salud hayan puesto manos a la obra.