México; sábado 14 de noviembre del 2020/agencias.- El gobierno municipal de Benito Juárez, Cancún, ya toma las medidas preventivas para recibir la llamada marcha feminista violenta, anunciada para el próximo domingo, con el traslado de documentos oficiales a lugares seguros, informó el regidor José Luis Acosta Toledo quien agregó que al momento hay 72 elementos de seguridad pública municipal bajo investigación por la represión policiaca registrada el pasado lunes.
En Chetumal, la Fiscalía General del Estado, (FGE), interpuso una carpeta de investigación en contra de quien resulte responsable por las lesiones a dos policías de investigación así como daños a un vehículo oficial, cuando manifestantes los acorralaron en la colonia Barrio Bravo.
Acosta Toledo informó que este viernes los regidores sostuvieron una reunión para definir el protocolo de actuación que aplicarán el próximo domingo, cuando está anunciada la marcha violenta.
Indicó que lo principal es reconocer que la policía municipal no está capacitada para atender este tipo de manifestaciones, y quedó muy claro el pasado 9 de noviembre, por lo que el edificio del palacio municipal se tapiará. En un afán por privilegiar la integridad humana por arriba del inmueble, no habrá policías municipales recibiendo a las manifestantes, permanecerán a una distancia prudente para atender, en caso necesario, una riña entre los mismos manifestantes, pero nada más.
Aclaró que la documentación oficial sí será salvaguardada, por lo que desde este viernes iniciaron su traslado hacia destinos seguros, vigilados por la contraloría municipal
Hasta donde sabe, dijo, en la manifestación violenta participará el grupo que atacó las instalaciones de representación de Quintana Roo en la Ciudad de México, pues agrupaciones feministas locales se han desvinculado de ese movimiento, por lo que recomendó a las asistentes no llevar niños.