La Auditoría Superior de la Federación (ASF), en una auditoría al ejercicio del 2018 (2019-A-18000-19-0940-2020 940-GB-GF), encontró que presuntamente, Toño desvió Mil 017 millones 833 mil 300 pesos, del presupuesto federal de “Libre Disposición”, con la complicidad del Srio. de Finanzas, Juan Luis Chumacero y del líder del Congreso, Polo Domínguez

En el 2018, casualmente Toño Echevarría García, inauguró su Casino de Apuestas “Las Vegas” y el canal de Televisión TV8 Noticias

Por: Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit.- Viernes 20 de noviembre del 2020.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF), exhibió de RATERO al gobernador de Nayarit, Toño Echevarría García, tras descubrir en la auditoría 2019-A-18000-19-0940-2020 940-GB-GF que el mandatario nayarita, se atrevió a “AGARRAR” de las cuentas bancarias del Gobierno Estatal, de la partida de recursos federales de “libre disposisición”, sin la autorización legal del Secretario de Finanzas, Juan Luis Chumacero y del Congreso del estado, un total de Mil 017 millones 833 mil 300 pesos y que sumados a los 2 mil 700 millones de pesos, que se robó el exgobernador, Roberto Sandoval Castañeda, en el último año de su gobierno, dan un total de 3 mil 717 millones 833 mil 300 pesos, que deben regresar a las arcas estatales.
Este recurso, según la auditoría de la ASF, fue sustraído ilegalmente de la partida de recursos federales de “Libre Disposición” en el ejercicio fiscal 2018, casualmente, el mismo año en que el Gobernador, Toño Echevarría García, inauguró el casino “Las Vegas” y el Canal 8TV, operados por prestanombres, pero, que se atribuyen a su propiedad ya que ambos negocios, el Casino de Apuestas “Las Vegas” y el Canal 8 de Televisión, operan en locales comerciales propiedad del Grupo “Álica” de la Familia Echevarría García.

Leopoldo Domñinguez Líder del Congreso


Además de que en su momento, todos los periodistas y colonos del Fraccionamiento de Ciudad del Valle, se dieron cuenta que para montar el canal 8 de televisión, presuntamente propiedad del gobernante nayarita, se utilizaron recursos humanos, materiales y financieros de TV10, la televisora oficial del Gobierno de Nayarit, con lo cual se cometieron graves delitos de Peculado, corrupción y desviación de recursos oficiales.
Fue en la auditoría de cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios: 2019-A-18000-19-0940-2020 940-GB-GF, contenida en las páginas 541 y 542, donde la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se encontró con el hallazgo que el Gobernador de Nayarit, Toño Echevarría García, prácticamente, se ROBÓ en 2018, un total de: Mil 017 millones 833 mil 300 pesos, de las cuentas bancarias correspondientes a las partidas federales de “libre disposición”, ya que en el informe de la ASF, se señala, que el gobernante nayarita sustrajo más de Mil Millones de pesos de las cuentas bancarias del Gobierno del Estado, SIN AUTORIZACIÓN LEGAL del Secretario de Finanzas, Juan Luis Chumacero Díaz, y sin autorización de su tío alcahuete, Polo Domínguez, líder del Congreso del estado, lo que constituye un flagrante delito de robo de recursos del erario público estatal.
Lo peor de todo esto, es que Toño Echevarría, cree que los Mil 017 millones 833 mil 300 pesos, que agarró de las cuentas bancarias del gobierno, sin autorización del Secretario de Finanzas, con el disumulo de su tío, Polo Domínguez, son suyos, ya que lleva dos años negándose a reintegrar un solo peso a las arcas del estado.
Ante este descarado presunto robo cometido contra las arcas públicas del estado, miles de nayaritas, le piden al Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que si en realidad está combatiendo la corrupción de los gobernadores, entonces, que convenza por las buenas a su gran amigo, Toño Echevarría García, para que regrese los Mil millones de pesos, que se se presume se robó descaradamente de las cuentas bancarias del gobierno, y si no es mucho pedir, que Roberto Sandoval, también regrese los 2 mil 700 millones que se robó en el último año de su gobierno.
Ya que entre Toño Echevarría y Roberto Sandoval, le han robado 3 mil 700 millones de pesos, a los nayaritas, los cuales hacen falta para el pago de salarios y aguinaldos para los maestros y la burocracia.

Juan Luis Chumacero Díaz. Secretario de Finanzas


No hay que olvidar, dicen, que el Congreso del estado por ley es el responsable de vigilar la aplicación honesta de los recursos que llegan a Nayarit, de acuerdo a la ley de Egresos que aprueban los diputados.
Polo Domínguez, señalan, desde el inicio de la administración de su sobrino, se ha dedicado a taparle las corruptelas y los malos manejos de los dineros públicos de los nayaritas, y las irregularidades que ha encontrado la Auditoría Superior de la Federación es una contundente prueba de los malos manejos que ha hecho el gobernador panista, Antonio Echevarría García, y está visto que su tío, el líder del Congreso, Polo Domínguez, ha sido cómplice de estas irregularidades.