“Hoy, después tristezas y sufrimientos, me atrevo a decir que no soy parte de las estadísticas de mujeres que mueren por esta enfermedad”: Ivonne, sobreviviente

Boletín. Tepic, Nayarit, 30 de noviembre de 2020
.- “En el año 2003 me dieron la noticia de que tenía cáncer de mama. Ustedes se pueden imaginar, piensas que te vas a morir, que vas a dejar a tus hijos chicos, a tu familia, y sientes que te derrumbas”. Así se expresó la enfermera Ivonne Cruz Guerrero, adscrita al Hospital Rural (HR) del Programa IMSS-BIENESTAR en San Cayetano, tras narrar su experiencia desde el momento en que le diagnosticaron cáncer de mama, su lucha y su triunfo ante este padecimiento. “Después de sufrimiento, tristeza, pero también de una gran fe, hoy me atrevo a gritar al mundo que estoy viva, que no soy parte de la estadística de mujeres que mueren día a día a causa de esta terrible enfermedad”, reveló Cruz Guerrero. Recomendó seguir las tres medidas fundamentales del IMSS que se deben tomar en cuenta: la autoexploración mensual de las mujeres de 20 años y más, así como la exploración por parte de personal clínico capacitado y la mastografía de detección en mujeres de 40 años en adelante, cada dos años. La detección del tumor en su caso fue en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, en Tepic, de donde la derivaron para seguir con el tratamiento en el Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) en Jalisco. Actualmente, Cruz Guerrero es una mujer que se siente orgullosa y bendecida por Dios, en donde las cicatrices físicas sólo le recuerdan que
ganó la batalla y que ojalá su experiencia inspire a otras mujeres a seguir la lucha contra esta enfermedad. “Nunca olvidaré todo el sufrimiento, todo el dolor, pero lo que sí estoy segura es que estoy viva, que sigo con mi familia, que disfruto cada instante de mi vida con amor y felicidad”, expresó. “Dedica unos minutos a explorarte. Así, salvas tu vida y la de tu familia. Tócate para que no te toque”, concluyó.