Se cayó y se golpeó la cabeza una semana antes de su muerte, pero no recibió asistencia médica

México. Martes 01 de diciembre del 2020.- (Agencias).-
Rodolfo Baqué, el abogado que representa a una enfermera que formó parte del equipo que asistió a Diego Armando Maradona en los momentos previos a su muerte, deslindó a su clienta de responsabilidades y apuntó contra el sistema de atención sanitaria desarrollado para cuidar al ídolo argentino.
Así, ese letrado alertó sobre posibles desatenciones en los cuidados del ‘Pelusa’, inclinándose por la teoría de la negligencia médica: “Maradona se cayó el miércoles anterior a su fallecimiento. Se cayó y se golpeó la cabeza. Tampoco lo llevaron a un hospital a hacerse una resonancia o una tomografía. Nadie lo llevó a ningún lado”, criticó en una entrevista con TN.
La trabajadora defendida por Baqué está en el centro de la polémica luego de haber escrito un informe donde aseguraba que Maradona se habría negado a ser revisado, cerca de las nueve de la mañana (hora local). Ese documento despertó dudas porque la enfermera habría señalado ante la fiscal que lo escribió recibiendo instrucciones de un superior.
Así, se entendía que redactó que fue a asistir a Diego, aunque eso no ocurrió. “Ella lo que dijo fue que lo ponía porque era una negativa genérica ya de días anteriores”, señaló su abogado.
La mujer, que estaba en la casa del barrio privado San Andrés, en la Provincia de Buenos Aires, donde se alojaba Maradona para recuperarse de una operación en la cabeza, declaró ante los investigadores que escuchó al ídolo moverse cerca de las 7:30. Los forenses estimaron que el deceso se produjo cerca de las 12 del mediodía.
Entre tanto, el experto en leyes insistió en que la responsabilidad de la muerte debería recaer en el cuerpo médico, y no en la enfermera. “Por los chequeos que le realizaba el enfermero del turno noche, Maradona llegó a tener 115 pulsaciones por minuto de frecuencia cardíaca. El día anterior al fallecimiento tenía 109 pulsaciones y todos sabemos que un paciente con problemas coronarios no puede superar las 80 pulsaciones por minuto”, sostuvo.
No obstante, la Fiscalía informó que el otro enfermero, quien revisó a Diego a las 6:30, “refirió haberlo encontrado descansando en su cama, asegurando que estaba durmiendo y respirando normalmente”.
“No fue asistido ni siquiera con pastillas”
“El cuerpo de Maradona iba avisando que había problemas con su frecuencia cardíaca y no fue asistido ni siquiera con una de esas pastillas que toman los pacientes coronarios para mantener la frecuencia en 80”, remarcó el abogado. Con ese tono, agregó: “Nadie tomó nota de los avisos que iba dando el corazón”.