HAY PÁJAROS EN EL ALAMBRE

Por: Martín Elías Robles

     Qué tal, amigo lector; oiga, creo que nunca habíamos deseado tanto que un año se fuera lo más rapidito posible, como está ocurriendo con este 2020 que nos trajo tantos sinsabores, penas, tristeza, y la muerte de seres queridos por esta pandemia culpable del luto en muchas familias del mundo. Indudablemente este año nos ha cambiado la vida radicalmente, y todavía nos falta un mes para que concluya. Diciembre nos tendrá con el Jesús en la boca, un mes distinto que será de celebración discreta sin las posadas abiertas, sin la algarabía de otros años, sin festividades navideñas, porque aunque seguramente muchos festejarán haciendo a un lado las recomendaciones de la autoridad gubernamental, siempre estará en la mente de la gran mayoría el peligro que representa exponerse al posible contagio de Covid en las reuniones con varias personas. Por ejemplo; se ha dado a conocer que en esta ocasión se suspenderá el acostumbrado peregrinar con el que se celebra a la Virgen de Guadalupe, los fieles no tendrán más remedio que rezar desde sus casas, y ni modo, más vale otro poco de encierro a tener que sufrir por los estragos de esta mortífera pandemia… HAY PÁJAROS EN EL ALAMBRE. Cambiando de tema; usted estará de acuerdo en que se vislumbra algo espectacular en las entrañas del poder político y el gobierno federal, pues tal parece que desde Palacio Nacional se ha dado luz verde para la captura de peces muy gordos que en cualquier momento podrían ser encarcelados por posibles actos de corrupción. Se aprecia cómo se ha ido tejiendo una red fuerte con investigaciones profundas para sustentar las probables ordenes de aprensión que se rumora pronto se emitirán; dicen las malas lenguas que todo apunta hacia un expresidente de la nación, lo que de resultar cierto cimbrará la estructura política de México. Por lo pronto, unos gorrioncillos pecho amarillo ya enjaulados andan cantando fuerte y constante sobre los atracos hacia los mexicanos. A ver que resulta de todo esto… SE FUE UN ÍDOLO.  Falleció el genial Diego Armando Maradona, considerado por muchos el mejor jugador del mundo, su Argentina está de luto, y el mundo consternado. Sin duda Maradona fue un hombre que vivió a plenitud, con excesos, muy polémico, único. Señalo esto porque de su talento futbolístico ya todos sabíamos, fue su vida fuera de las canchas lo que le criticaron, aunque a él le importó un reverendo comino, fue lo que quiso ser y punto… ESTAMOS JODIDOS. Que el comercio en Nayarit está quebrado. Dicen algunos comerciantes que por la pandemia y las medidas sanitarias muchos negocios tendrán que cerrar sus puertas pues están sin efectivo y no tienen manera de levantarlos, no ven incentivos por parte del gobierno para salir adelante. Ni hablar, más desempleo para la tierra Cora, y por consiguiente más pobreza dijera mi primo Chon… LA ANHELADA JUVENTUD. La actriz y cantante Thalía con casi 50 años de vida, esta preciosa mujer a la que se ve que no le duele nada, en verdad que luce esplendida: No sé si ella alguna vez haya requerido de cirugía plástica para verse mejor, muy aparte de las dos costillas que alguna vez le quitaron por cuestiones de salud, lo que sí es claro, es que esta diosa del espectáculo ha sido tocada por la mano de Dios, cuando tiene lo que cualquier ser humano desearía tener, salud, dinero, amor y una impresionante belleza. Y es que, verá usted: en el tema de la edad, cuando se llega o se está por pisar la etapa de oro de los 50, todas las personas iniciamos con el deterioro normal del cuerpo; la mayoría de los hombres como que somos más dados a aceptar los estragos  de los años, pero las damas difícilmente admiten ver la llegada de las arruguitas, la aparición de las canas y el inicio de la flacidez  corporal; es aquí cuando se intensifican los gastos en las milagrosas cremitas, los tintes de cabello; y cuando se tiene un dinerito de más en el famoso bótox o la cirugía plástica para realzar lo que ha perdido su esplendor. Oiga, ya le he contado que en una etapa de mi vida me dediqué a la artisteada junto a mi hermano Mayo, cantando en eventos sociales; en uno de esos eventos nos tocó amenizar una fiesta para celebrar los 50 años de vida de una señora, según leí en los distintivos que pusieron en las mesas instaladas en el jardín de una elegante residencia de Las Lomas en la Ciudad de México. En un momento inesperado bajó de las escalinatas de su casa una mujer bellísima, con un cuerpo esplendoroso, unas piernas bien torneadas, y una cara de ángel que resaltaba con su discreto maquillaje; era justamente la señora de los 50 años, que indudablemente parecía de 30. Que cosas pasan en el mundo, mientras algunos nos preocupamos por el indeseable inicio de los achaques propios de la edad adulta, hay quienes gracias a la maravilla de los avances médicos y tecnológicos, se pueden dar el lujo de celebrar enteros la eterna  primavera de sus vidas. Hasta pronto. Para comentarios robleslaopinion@hotmail.com