El subsecretario López-Gatell insistió en exhortar a la población a que evite asistir a reuniones y fiestas, la epidemia no ha terminado y las medidas de prevención son las mismas mientras no haya un tratamiento específico o una vacuna contra el virus

México; martes 1 de Diciembre del 2020/agencias. – La pandemia de Covid-19 en México será larga, afirmó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. “Al menos hasta enero de 2021 tendrá una fase de crecimiento”.

De ahí la necesidad de las acciones comunitarias que se deben realizar en cada entidad y municipio con la finalidad de frenar los contagios.

En la conferencia vespertina en Palacio Nacional, José Luis Alomía, director de Epidemiología informó que entre domingo y lunes se confirmaron 6 mil 472 casos de la enfermedad, con lo cual el registro nacional llegó a un millón 113 mil 543. También se sumaron 285 defunciones para un acumulado de 105 mil 940.

El funcionario resaltó que tal como se anticipó hace unos días, la tendencia de los casos confirmados hasta la semana epidemiológica 47 (del 15 al 21 de noviembre) refleja un incremento de 7 por ciento con respecto a la semana previa.

En tanto, el subsecretario López-Gatell insistió en exhortar a la población a que evite asistir a reuniones y fiestas. La epidemia no ha terminado y las medidas de prevención son las mismas mientras no haya un tratamiento específico o una vacuna contra el virus. Las personas deben mantener la sana distancia, realizar el lavado constante de manos y usar el cubrebocas “particularmente en espacios cerrados donde no es posible que la gente conserve la distancia”.

El funcionario también se refirió al acuerdo de la Secretaría de Salud publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación sobre la gratuidad de servicios en hospitales federales, de alta especialidad e institutos nacionales de salud y puntualizó que sólo aplica para los usuarios que carecen de acceso a la seguridad social, quienes hasta hoy han pagado cuotas de recuperación.

Explicó que el acuerdo es resultado del trabajo de Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (Ccinshae) y Juan Antonio Ferrer, director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), quienes concluyeron que para los nosocomios las cuotas de recuperación representan “un ingreso menor”, mientras que para los pacientes puede ser una barrera importante de acceso.

Existen personas sin recursos económicos que no acuden a los hospitales porque no tienen con qué pagar, sostuvo y ratificó que en su momento habrá que cambiar la ley de los institutos de salud con la finalidad de eliminar las cuotas de recuperación.

Sobre los servicios estatales de salud, recordó que está vigente la descentralización, por lo que son responsabilidad de los gobiernos de los estados y ahí no aplica la gratuidad. Sólo en la Ciudad de México, los usuarios no pagan nada desde hace varios años.