La aplicación de la vacuna a los ciudadanos del Reino Unido comenzarán la Semana entrante

Reino Unido; miércoles 2 de diciembre del 2020/agencias. – La Agencia del medicamento de Reino Unido (MHRA) ha aprobado este miércoles la vacuna de Pfizer-BioNTech para combatir la COVID-19 y espera que su aplicación la población empiece a realizarse desde la próxima semana, concluyendo así un proceso de producción y testeo de 10 meses. El proceso se ha llevado a cabo “sin omitir procedimientos”, según han puntualizado los reguladores británicos

Con el visto bueno de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos, Reino Unido se convertirá en el primer país del mundo en iniciar la vacunación de la población contra el coronavirus, de la que se conoce una eficacia del 95% de protección para todos los grupos de población y de la que el país se ha provisto de 40 millones de dosis para los 20 millones de habitantes: se aplicarán dos dosis por persona.

Eso sí, la distribución y aplicación de la vacuna será compleja debido a las dificultades para la conservación: a una temperatura de 70 grados bajo cero, lo que obligaría a transportarla con sus propios refrigeradores.
Una vacuna “segura” e innovadora
Pfizer hizo públicos el pasado 18 de noviembre los resultados preliminares de sus ensayos clínicos, basados en la innovadora tecnología del ARN mensajero. Estos resultados arrojaron unos esperanzadores datos de efectividad del 95%.
Dicha técnica, inédita en humanos hasta la fecha salvo en los ensayos clínicos, se basa en usar un pequeño fragmento de código genético del virus para enseñarle al cuerpo cómo debería combatir la COVID-19 y desarrollar así la ansiada inmunidad.

En cuanto a las garantías que ofrece, la responsable de la MHRA, June Raine, ha dejado claro que nada se ha omitido a la hora de “evaluar su seguridad” y que se ha cumplido con “rigurosos niveles”. “La seguridad de la población siempre tendrá prioridad. Esta recomendación ha sido dada por la MHRA después de la evaluación científica más rigurosa de cada dato”, ha insistido.
Raine ha incidido en que se evaluaron cientos de miles de datos y que distintos grupos de expertos, entre ellos científicos y médicos, trabajaron en forma paralela para acelerar la aprobación.

Plan de vacunación y cómo se aplicará

Wei Shem Lim, presidente del Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización (JCVI, por sus siglas en inglés), que asesora al Gobierno, ha enumerado por su parte nueve grupos que tendrán prioridad a la hora de recibir las dosis. Los primeros serán los ancianos que viven en residencias y el personal que les cuida. Les seguirán todos los mayores de 80 años y el personal sanitario, mientras que el tercer grupo lo forman los mayores de 75 años, seguidos de los mayores de 70.
En quinto lugar los que tengan 65 años o más; en sexto, las personas de entre los 16 y los 64 años que tengan problemas de salud previos y estén en riesgo de contraer COVID. El séptimo lugar estará reservado para los mayores de 60 años, seguidos de los mayores de 55, mientras que en el noveno puesto quedan las personas de 50 años o más.
El plan de vacunación se llevará a cabo en dos inyecciones separadas ambas en un periodo de 21 días entre ellas. Según los reguladores, la vacuna será efectiva siete días después de que una persona reciba la segunda dosis, si bien hay algún tipo de protección 12 días después de la primera. Los reguladores explicaron también que se supervisará en todo momento la seguridad del proceso.