Zonas marginadas no cuentan con una computadora e Internet, incluso hay áreas de Nayarit en donde no hay electricidad y si la hay los hogares no tienen televisor

Por: Mildra Benítez Robledo
Tepic, Nayarit.- Lunes 14 de diciembre del 2020.-
Desde que comenzó la pandemia y se decidió en el país instaurar la educación a distancia, con la finalidad de impedir que el COVID-19 se extendiera hasta las aulas, la adaptación no ha sido fácil para los maestros, alumnos y padres de familia por los cambios radicales que se tuvieron que implementar prácticamente de un día a otro.
Tal declaración, pertenece al titular de la Secretaría de Educación, Andrés Rodríguez Domínguez, quien aceptó que cumplir con este reto no ha sido fácil, pues buena parte de los estudiantes, sobre todo de las zonas marginadas no cuentan con una computadora e Internet, incluso hay áreas de Nayarit en donde no hay electricidad y si la hay los hogares no tienen televisor; ante ello se tuvieron que diseñar estrategias desde la Federación, para que ningún infante se quedara sin educación.
Aunque la repartición de los libros y los cuadernillos, estos últimos para los alumnos que no cuentan con radio, tele o Internet , no resultó sencillo, confirmó que en estos momentos se ha cubierto esta tarea, por ello se trabaja regularmente gracias al apoyo de los docentes, que con dificultades han hecho todo lo posible por cumplir con su programa escolar.
Para concluir, Andrés Rodríguez Domínguez añadió que en lo que respecta a la infraestructura educativa con todo y pandemia, la rehabilitación de buena parte de estas se está llevando a cabo, para que cuando regresen los niños a las aulas lo hagan en mejores condiciones, lo cual considera que ha sido un buen avance en este rubro.