Hijo de padres influyentes practica sexting poniendo en riesgo a una menor y causándole un daño moral irreversible, denuncian padres de familia afectados

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit. Lunes 14 de diciembre del 2020.- Un nuevo escándalo se vive en la Escuela Secundaria Federal No. 55 “Prisciliano Sánchez” ahora se trata del llamado sexting donde con toda desfachatez, un alumno toma imágenes de sus compañeritas con tintes sexuales y las difunden en las redes sociales.
En este plantel de la sabiduría se permite la violencia contra la mujeres al exponer a las niñas en imágenes y videos captados sin su consentimiento cuando realizan ejercicios de educación física, denuncian los padres de la menor afectada que por razones obvias omitimos su nombre.
Hay enojo y frustración por parte de los padres de familia ante esta práctica orquestada por un menor de edad, hijo de papis “influyentes” que mangonean a los maestros y directivos para que no castiguen ni expulsen a su angelito, señalan los denunciantes.
Anteriormente este plantel sufrió uno de los episodios más tristes de su historia durante un desfile escolar en donde una de sus alumnas cayó de la plataforma de un vehículo dejándola casi parapléjica y todo por culpa de los directivos que no supieron y pusieron en riesgo la vida de sus estudiantes.


Pero las cosas han pasado a mayores porque aprovechándose de los momentos en que realizaba ejercicios en su clase en short, el presunto delincuente juvenil captó momentos para hacerlos ver como si tuvieran tintes sexuales, sin el consentimiento de la niña y los difundió entre los alumnos de toda la escuela.
Como reguero de pólvora circularon estas imágenes que de ser movimientos deportivos, los hacen ver de manera sexual, poniendo en riesgo a la menor y causándoles un daño moral irreversible.
Puntualizan los padres molestos, que el “niño” es hijo nada más y nada menos, que de la jefa del Departamento de Recursos Humanos de los SEPEN, Rita Tiznado y del Subdirector de Planeación de la Secretaría de Salud, Juan Sosa, quienes se dicen influyentes y presuntamente se niegan a ponerle un alto a su “tesorito”.
Al ser influyentes, la denuncia interpuesta ante la Procuraduría del Menor, no prosperó y en la escuela, el director del Plantel, Andrés García presiona a los padres de la afectada para que firmen un documento en donde aceptarán una disculpa del chico.
Sin embargo, es tanto el daño moral y psicológico causado que todos los padres piden su expulsión porque temen que continúen sus insultos y agresiones a las niñas de la escuela y hacen un llamado a las autoridades para que no dejen sin castigo a este menor que de no recibir un castigo ejemplar a tiempo, podría crecer como un agresor de mujeres con consecuencias fatales en un futuro.