Muchas mujeres se niegan a denunciarlos porque temen perder el sustento económico, señala la titular del INMUNAY

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Viernes 18 de diciembre del 2020.- Madres de familia de menores que sufren violencia sexual en la entidad, se niegan a denunciar al agresor cuando se trata de su pareja, por temor a perder el sustento económico, lamentó la Directora del Instituto de la Mujer Nayarita (Inmunay), Lourdes Mercado.
A raíz del confinamiento por la pandemia del Covid-19, las cifras sobre violencia se han incrementado hasta en un 30 por ciento que van desde golpes físicos, violencia psicológica y sexual.
Y es que muchas madres de familia tienen que dejar a sus hijos para irse a trabajar y es ahí cuando a veces suceden este tipo de abusos contra los menores, porque los dejan con los padrastros, vecinos o familiares cercanos, confiando en que los van a cuidar y sucede todo lo contrario.
Para acabar de amolar, muchos de lo casos no se denuncian se quedan bajo las cuatro paredes porque las madres desnaturalizadas no quieren interponer denuncias contra el agresor que es su pareja –el padrastro- porque no quieren quedarse “sin chivo”.
De este tamaño es el caso de una pequeñita de tan sólo 10 años que sufrió abuso sexual a manos de su propio padrastro, y cuando acudieron a pedirle a la madre que denunciara, se negó a hacerlo porque luego ¿quién la iba a mantener? y si metían a la cárcel a esta bestia se acabaría todos los bienes que le daban.
De aquí que se toman las medidas legales para poder hacerle justicia a esta menor de tan sólo 10 años aunque su madre, prefiera el amor de su hombre y la comodidad que le proporciona.
Finalmente, Lourdes Mercado recomendó a las madres de familia tener mucho cuidado con quien deja a a sus hijos al momento de ir a trabajar y no confiarse, porque dentro del entorno familiar, se encuentran en una gran mayoría de las veces, los agresores sexuales.