José Luis Vargas, magistrado presidente del tribunal, defendió que los ingresos fuera de rango se dieron antes de que fuera funcionario público

México. Viernes 18 de diciembre del 2020. (Agencias). El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas, compareció este jueves ante la Fiscalía General de la República (FGR) tras una denuncia de corrupción de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).
El magistrado declaró ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción después de que la UIF detectara compras de propiedades en zonas de lujo de Ciudad de México, Estado de México y Miami.
“Manifestó su deseo de colaborar con la autoridad para esclarecer los hechos y recalcó estar a la entera disposición del Ministerio Público y en posibilidades de aportar cualquier prueba que acredite el origen estrictamente lícito y legítimo de su patrimonio”, declaró su oficina en un comunicado.
La comparecencia del magistrado Vargas ocurre después de una denuncia de la UIF porque le encontró gastos de 36.7 millones de pesos de 2013 a la fecha pese a haber declarado en ese periodo un ingreso de 16.7 millones de pesos.
El jurista llegó en 2016 a la Sala Superior del TEPJF nominado por el entonces mandatario, Enrique Peña Nieto (2012-2018), y en noviembre pasado se convirtió en presidente del Tribunal Electoral.
Pese a las denuncias, el magistrado aseguró que “ha manifestado oportunamente” sus declaraciones patrimoniales como funcionario público, en las que es “evidente la congruencia entre sus ingresos y gastos”, según su comunicado.
“Afirmó tener la certeza de que, dentro de los cauces institucionales y conforme a derecho, se demostrará que la denuncia en su contra no tiene fundamento alguno“, indicó el boletín.
Las denuncias de la UIF se filtraron por primera vez a la prensa el mes pasado, cuando se difundió que este órgano de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pretendía bloquear las cuentas del magistrado.
Sin embargo, Vargas justificó que entre 2012 y 2016 él no era funcionario sino abogado postulante.