Circulan en redes sociales fotografías donde aparecen desnudos, denuncian profesores

Por: Gregorio Sánchez
Tepic, Nayarit.- Lunes 28 de diciembre del 2020.

La pandemia del Covid-19 ha provocado que maestros con apetitos insanos envié packs o muestren fotografías como Dios los trajo al mundo durante el confinamiento para “ligar” a través de las redes sociales.
La vida privada y sus extravagancias es cuestión de cada quien, pero en este caso, se trata de dos maestros que tienen un cargo público o están frente a grupo y que deben poner el ejemplo al resto de los trabajadores de educación y sobre todo a las futuras generaciones, pero esto al parecer, se les ha olvidado.
La denuncia parte de un grupo de maestros que entregaron el material fotográfico que circula en las redes sociales y lo entregó como prueba de los dicho a este medio informativo.

Uno de los profesores con prácticas “frenéticas” que más ha llamado la atención es precisamente, el Jefe del Departamento de Primarias, quien presuntamente envió su pack a un grupo en internet mostrando sus miserias. Dichas fotografías se hicieron llegar a este medio de comunicación.
Por ello, un grupo de maestros piden la destitución de este excéntrico sujeto que además de fascinarle el mostrar “sus cositas” a través de las redes sociales, presuntamente comete actos de corrupción porque está comisionado a una jefatura de SEPEN pero cobra 25 mil pesos por su plaza de maestro, que no ejerce.
Pero eso no es todo, tal parece que se ha vuelto una moda “exhibirse en las redes sociales sin tapujos, y es precisamente el caso del maestro “Octavio” de Educación Especial de los SEPEN quien se sacó fotografías desnudo y las circuló a través de las redes sociales.

Si bien, los denunciantes afirman que este profesor está en su derecho de hacer con su vida privada lo que le venga en gana pero lo delicado del caso es que atiende pequeñitos vulnerables y eso causa temor y desconfianza no solo entre sus compañeros profesores sino también entre los padres de familia de los niños de educación especial.
Por lo pronto, se espera que los SEPEN no solapen estas excentricidades y reprendan a los maestros que rompen los límites de la decencia ya que deben ser un ejemplo para los niños.