El gobernador Miguel Barbosa ordenó la suspensión de actividades no esenciales hasta el 11 de enero de 2021

México. Martes 29 de diciembre de 2020. (Agencias). El estado de Puebla regresó a “alerta máxima” sanitaria al registrar 653 contagios y 69 muertes por covid-19 tras las fiestas decembrinas. El gobernador Miguel Barbosa declaró esa alerta para los 217 municipios y ordenó la suspensión de actividades no esenciales hasta el 11 de enero de 2021.
En conferencia, el mandatario estatal adelantó que cerrarán durante 14 días los negocios no esenciales y se suspenderá el transporte en sus modalidades público, mercantil y ejecutivo, de 20:30 a 5:30.
Barbosa emplazó a los 217 ayuntamientos a prohibir la instalación de tianguis y todo tipo de ambulantaje, luego de precisar que esa actividad económica informal es uno de los detonantes de la situación de emergencia que enfrenta el estado, principalmente en Puebla capital y la zona conurbada.
En cuanto a la red hospitalaria, dio a conocer que la Secretaría de Salud reconvirtió cinco nosocomios de la zona metropolitana para dar atención a la población que enferme de covid-19, y trabaja en el acondicionamiento de nueve más en esa misma región.
Y acusó que “se rompieron las reglas y no hubo manera de reestablecerlas”, pese al intento de su administración por contener el avance de la pandemia, ya que el comercio formal violó el aforo permitido en sus locales, y el informal se estableció en días prohibidos, lo que facilitó las aglomeraciones.
Ana Lucía Hill Mayoral, coordinadora general de Protección Civil del estado, indicó que en estas dos semanas de suspensión de actividades no esenciales sólo se permitirá acciones relacionadas con la salud y el abasto personal, por lo que los comercios de este tipo únicamente podrán operar al 20% de su capacidad y bajo estricto apego a las medidas sanitarias.