Roberto, al tercer trimestre del 2017, dejó un endeudamiento bancario de 4 mil 732.9 millones de pesos, pero las torpezas de Toño dispararon la deuda hasta los 6 mil 702 millones

Lo más grave, es que cuando se vaya del gobierno el 19 de septiembre del 2021, no dejará un solo peso para pago de salarios, aguinaldos y prestaciones de fin de año a maestros y burócratas del estado

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Lunes 04 de enero del 2021.- Sin lugar a dudas, los Echevarría siguen siendo la principal causa de la desgracia de los nayaritas, prueba de ello, es que el gobernador panista, Toño Echevarría García, no sólo tiene colapsadas las finanzas públicas del estado, sino que hasta el mes de diciembre de 2020, registra un multimillonario endeudamiento bancario de 6 mil 702 millones de pesos.
Según, los informes dados a conocer por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Echevarría García, en lugar de haber disminuido, aumentó considerablemente la deuda pública del estado en Mil 969.1 millones de pesos, en los últimos tres años.
De acuerdo al cuadro comparativo de la SHCP, el exgobernador priista, Roberto Sandoval Castañeda, al tercer trimestre del 2017, le dejó una deuda pública al gobernador entrante, Toño Echevarría García, de 4 mil 732.9 millones de pesos.
El problema fue, que Echevarría García, como le urgía tener dinero en las manos, se puso a renegociar la deuda con la banca privada y con la banca de desarrollo, por medio de la cual, amplió los plazos de pago hasta el 2042 y constituyó tres fideicomisos como fuentes de pago.


En ese momento, a todo mundo se le hizo muy raro, que Echevarría García, haya aceptado pagar a BANORTE y SANTANDER los intereses más altos del mercado, ya que disparaba la deuda hasta arriba de los 500 millones de pesos.
Fuentes al interior del gobierno, sacaron a relucir que se presume que los principales accionistas de BANORTE y SANTANDER en Nayarit, son precisamente, el exgobernador, Toño Echevarría Domínguez y su hijo el actual gobernador, Toño Echevarría García.
Con lo cual afirman las fuentes, la famosa “renegociación” fue para que los Echevarría se llevaran una millonaria cantidad de dinero y dejaran endeudados a los nayaritas hasta el 2042.
Pero, aún faltaba otra sorpresa, destacan, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, descubrió a mediados de 2019, que el gobernador, Toño Echevarría García, había sacado del banco otros mil millones de pesos, sin autorización del Congreso del Estado de Nayarit y que no habían sido inscritos en el registro nacional de deuda pública de Estados y Municipios, por lo que se le exhortaba al gobernador a notificar este endeudamiento.
De esta manera, la SHCP le prohibió al gobernador de Nayarit, no sacar un solo peso más del banco, ya que se encontraba en focos amarillos de las alertas de la Secretaría de Hacienda.
Por último, hay que señalar, que el cuadro comparativo de la SHCP, confirma que el irresponsable gobernador nayarita, Echevarría García, al cuarto trimestre de 2020, es decir, al mes de diciembre, está cerrando el año con una deuda pública de 6 mil 702 millones de pesos y con las finanzas públicas colapsadas.
Donde lo más grave de todo esto, es que con los préstamos de 2 mil millones de pesos, que Echevarría García, le solicitó a la Secretaría de Hacienda, para sacar sus compromisos de fin de año, cuando entregue el gobierno, el próximo 19 de septiembre de 2021, no dejará ni un solo peso para pagar salarios, aguinaldos y prestaciones de fin de año a maestros y burócratas, dejándole la bronca al próximo gobernador.