El titular de SEMOVI, Luis Alonso Tahuahua, ve con simpatía esta propuesta que vendría a pegarle con todo, al bolsillo de los nayaritas

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Viernes 08 de enero del 2021.- En plena pandemia, se alista un severo golpe al bolsillo de los nayaritas, tras la pretensión de los choferes de aumentar 1 peso a la tarifa del destartalado transporte público en Nayarit.
Tras el arranque del año, los trabajadores del volante pretenden elevar el costo del pasaje de 8 a 9 pesos en general mientras que la tarifa de estudiante está por verse.
El dirigente de choferes del Servicio Urbano de Nayarit, Antonio Ramírez Domínguez, argumentó que no sería un aumento sino un “ajuste” a la tarifa de un peso- por lo mínimo-, para que no salga golpeada la sociedad.

Carlos Moncayo. Líder transportista.


“No es un aumento, nada más es ponerlo al nivel para que salga para los gastos de las unidades del transporte público y para los choferes. La verdad un aumento a la tarifa nos caería muy bien y con un peso se emparejaría poquito”, insistió.
De autorizarse este incremento, prácticamente se igualaría a la tarifa que se tiene en Guadalajara, Jalisco donde las unidades están “al tiro” y no con carcachas como las que circulan en la capital nayarita
Respecto al tema, el Secretario de Movilidad (SEMOVI), Luis Alonso Tahuahua González informó que aún no han recibido ninguna solicitud pero están de acuerdo en revisar la tarifa del transporte.

Luis Alonso Tahuahua González. Titular de SEMOVI.


“Sería importante que se revisara la tarifa del transporte público, estamos en tiempo, la propia Ley lo prevé pero hasta el otro año. Lo que sí hay que decir es que si hay un incremento va a ser en función de cómo han tratado al usuario, qué producto le ofrecen al pasajero”, subrayó el funcionario.
El Comité Consultivo de SEMOVI integrado por la sociedad civil y servidores públicos deberán revisar la solicitud en función del servicio que prestan, el trato a los usuarios, el estado físico de las unidades y el precio de combustibles, entre otros factores.
“No significa que se autorizaría, significa que ocupamos ver qué están entregando. Tendrá que ser el consejo Consultivo y el propio usuario quien califique al transporte público”.
Por su parte, los “patrones” en voz del dirigente del Sindicato Transportista Nayarita (SITRANAY) Carlos Moncayo, están en contra de un aumento a la tarifa pero a favor de que el Gobierno del Estado proporcione incentivos a este sector que traviesa una severa crisis por el incremento en los combustibles y la pandemia.

“Incentivos, descuentos o subsidios como se realizó en el pasado en tema de combustible. necesitamos buscar la fórmula, no podemos fregar al ciudadano”.
A los minutos de difundirse esta pretensión de aumento a la tarifa de camiones y combis, los usuarios del servicio publico tronaron en contra de las autoridades y de los mismos transportistas.
Aseguran que no se justifica aumentar un peso porque las unidades lucen destartaladas, la mayoría de los choferes dan malos tratos a los usuarios y arrancan las unidades antes de que bajen los usuarios, conducen y hablan por teléfono al mismo tiempo. Si ven adultos mayores o estudiantes, no los levantan porque pagan tarifa preferencial, entre otras anomalías pero la principal, es que en estos tiempos de crisis donde muchas personas se quedaron sin trabajo a consecuencia del cierre de negocios por la pandemia del coronavirus, es inconcebible que tan siquiera se piense en este mortal golpe a los bolsillos de los usuarios del servicio público