Por: Luis Fajardo Velázquez

2021: Empezamos

Asunto 1

El 2020 fue un año de muchos sobresaltos y sorpresas. La gente cree que por el simple transcurso del tiempo- es decir, por el paso de 365 días- todo súbitamente iba a cambiar. No pretendo ser aguafiestas pero, a final de cuentas todo a nuestro alrededor es resultado de una construcción social. Ni el tiempo, ni el espacio ni nada de lo que se le ocurra existe como tal sino que obedece a una necesidad del ser humano por tratar de controlar aquello que no puede.
En ese sentido, me llama mucho la atención lo que pasó hace unos días en la capital de los Estados Unidos. No, no pasó en Venezuela, ni tampoco en un país africano, todo sucedió en la cuna de la democracia moderna. El Capitolio de los Estados Unidos fue “asaltado” por los seguidores del -casi- expresidente Donald Trump.
Se suponía que aquella sería una ceremonia breve, protocolaria y sin mayor trascendencia, pero gracias al todavía inquilino de la Casa Blanca ha tenido una repercusión que nadie ni nada esperaba. ¿Qué habrán sentido los gringos que ahora son exhibidos por lo débil de sus instituciones y por ser mangoneados por un presidente que se dedica más al espectáculo que a gobernar?
Bien, puesto esto puede ser visto desde diferentes realidades. Una opción es que tristemente es el reflejo de lo polarizado que se encuentra el país de las barras y las estrellas. Si durante los tiempos de Obama el centro de las políticas públicas eran las minorías desamparadas, ahora queda claro que los blancos, sin estudios, católicos conservadores son el eje de la realidad.
Lo de ayer parecía más propio de una película de ciencia ficción. Lamentablemente la realidad superó a la ficción y según dicen los medios estadounidenses hubo varios muertos. Ver las tomas de gente golpeándose, vestida de forma ridícula en un precinto tan importante o robándose cosas era algo inimaginable.
¿Qué tanto daño le ha hecho Trump al país? El daño es inimaginable pero es tan vivo que parece que todo indica que nuevamente será candidato por el partido republicano dentro de 4 años. Ni siquiera por dignidad renunció el señor. En cambio, varios de su gabinete optaron por mejor dar un paso al costado. Dudo que en México veamos algo parecido a lo que se vio en EEUU. No hay ni las condiciones físicas, ni sociales para hacerlo durante las próximas elecciones.

Asunto 2

Lo del zar anti Covid ya raya en el cinismo. En otras latitudes por actos semejantes los responsables tuvieron que inmediatamente dar las gracias y buscar un nuevo empleo. Eso no pasa en nuestra realidad. ¿Qué nos hace pensar que todo se soluciona con una disculpa? Somos tan cínicos que creemos que con un “usted disculpe” el dolor o el sufrimiento -como por arte de magia- se acabará.
Mi pronóstico es que los contagios y muertes todavía aumentarán aún más y más y no hay fecha para regresar a las actividades normales que tanto esperamos. Algo que me dio mucha risa fue que una comunicadora dijo que el resto del año se vislumbraba como muy complicado (y eso que apenas llevamos unos pocos días de este 2021).
Todo parece indicar que la vacunación llevará muchos meses y que seguiremos en la misma tónica al menos hasta 2022. Es inevitable que más negocios cierren y que gente se quede sin trabajo. ¿ y el gobierno? Pues los impuestos han subido, aunque la realidad demanda de nosotros ser más conscientes y empáticos con los demás.
Si usted está en condiciones de ayudar por favor hágalo. No es necesario anunciarlo en las redes sociales. El ayudar de forma desinteresada es muy reconfortante aunque no presumamos fotos. Hasta la gente lo valora más.
También sígase cuidando. Lávese las manos, use gel, guarde sana distancia y no vaya a fiestas mientras hay miles de personas muriendo. Le cuento que mi cumpleaños es en unos días y por primera vez hemos decidido hacer una mega fiesta- vía zoom- así todos tranquilamente en su casa con un rico café, un tamal y bien protegidos estaremos- si la vida lo permite- un año más de existencia terrenal. Ya habrá tiempo de regalos y abrazos.
Tal vez hasta 2022 o el 2023…
Hasta la próxima.
Correo:luisefeve@hotmail.com