El retiro del Equipo de Protección Personal debe hacerse apegado al protocolo, pues es el momento de mayor riesgo de contagio

Boletín. Tepic, Nayarit, 09 de enero de 2021.- Desde su llegada a la Ciudad de México como integrante de la Brigada COVID del IMSS Nayarit que se sumó a la Operación Chapultepec, el médico Roberto Robles Godínez presta sus servicios en el Hospital Autódromo Hermanos Rodríguez. A diferencia de otros ciudadanos, los profesionales de la salud de estas brigadas médicas no celebraron las tradicionales fiestas decembrinas ni de fin de año con sus familias, por cumplir con la misión y objetivo de solidaridad con el personal que enfrenta la emergencia sanitaria por COVID-19 en la capital del país. En su trabajo diario, el médico Robles Godínez acude al hospital que le asignaron, en donde debe cumplir con protocolos de protección como “recibir el Equipo de Protección Personal (EPP) y todo lo que necesito para estar a salvo en mi turno: ropa quirúrgica, botas, bata, dos pares de guantes, gorro, goggle y mi mascarilla N95”. “Luego de colocarnos el EPP pasamos a los pabellones a colaborar con el médico líder para asistirle en varias actividades, tales como toma de muestras COVID, toma de muestras de exámenes ordinarios, realización de notas médicas, notas de ingreso, apoyo en la pronación de pacientes, entre otras acciones”, detalló. El médico explicó que la jornada con el EPP no debe ser mayor a seis horas, para una máxima eficacia. Así mismo, después de cada procedimiento o actividad, deben lavarse las manos con agua y jabón o friccional con gel a base alcohol. Añadió que después de la jornada laboral se retiran el EPP con mucho cuidado y lentamente, ya que en ese momento existe el mayor riesgo de contagio. “Me siento honrado con ser parte de esta historia. La realidad superó mis expectativas; tuve que aprender a manejar mis emociones y las de los demás para crear las condiciones adecuadas en todos sentidos ante esta gran contingencia mundial. Mi satisfacción más grande es algunas historias de éxito en donde el paciente se recupera y se va a su domicilio”, expresó el doctor Robles Godínez. Finalmente, el también director del Hospital General de Zona (HGZ) No. 33 en Bahía de Banderas, hizo un llamado de emergencia a la población para que se quede en casa; si es indispensable salir, guardar las medidas ampliamente descritas: sana distancia, uso de cubrebocas, lavado de manos y sobre todo nunca bajar la guardia y aceptar la nueva normalidad.