• El vicepresidente de los EUA aseguró que la 25.ª no es herramienta de castigo ni usurpación

México; miércoles 13 de enero del 2021/agencias.- El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se negó a invocar la 25.ª enmienda de la Constitución de EE.UU. para destituir al mandatario saliente, Donald Trump, precisando que “no es una herramienta de castigo ni de usurpación”.

Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos


Opina que invocar la 25.ª enmienda “establecerá un terrible precedente”.
Según la cuarta sección de dicha enmienda, la destitución es posible si el vicepresidente y la mayoría de los secretarios del Gabinete concluyen que el mandatario es “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”. Entonces, las funciones presidenciales se delegarían automáticamente en Pence hasta que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo el 20 de enero.