Entrena tu mente con la meditación y mejora tu salud y bienestar

México. Jueves 14 de enero del 2021.- (Agencias). La meditación es entrenar a nuestra mente con el objetivo de reducir el estrés y modificar las emociones. ¿Has tenido alguna vez la sensación de que no controlas tu mente? ¿De que vives pendiente de pensamientos, sentimientos y malos hábitos que rara vez eliges? Meditar es el gimnasio de la mente con que en la entrenarás para llevarla a un estado de paz, calma y serenidad.
Existen diversas técnicas y disciplinas meditativas que se engloban bajo el paraguas general de “meditación”. Más adelante nos adentraremos en las mismas. El objeto final de todas ellas es lograr un profundo estado de relajación en la persona que permite modificar las emociones negativas y mejorar la salud y el bienestar.
Cómo aprender a meditar
Te damos algunos consejos te ayudarán en tus inicios en la meditación. Puedes ir probando con diferentes técnicas, posturas, horarios, etc. hasta encontrarte completamente cómodo. Sobre todo no olvides que la clave del éxito es la constancia.

  1. Encuentra el momento adecuado y un sitio tranquilo
    Hay que crear las mejores condiciones posibles para la práctica de la meditación. Para ello es indispensable encontrar un lugar tranquilo, donde te sientas cómo y no te molesten. Es fundamental ser constante y meditar a diario para desarrollar el hábito. Es recomendable hacerlo siempre a una misma hora, como al levantarnos por la mañana.
  2. Ponte cómodo

Olvídate de ropa ajustada, cinturones, relojes o cualquier cosa que pueda ser molesta. Quítate también los zapatos. Siéntate de una manera correcta: con la espalda recta pero relajada. Podemos utilizar una silla, un cojín o estar de rodillas. No es necesario que crucemos las piernas. Recuerda que debemos olvidarnos de nuestro cuerpo mientras meditemos y para ello es imprescindible sentirnos a gusto.

  1. Relájate

Una vez que te encuentres físicamente cómodo debes relajarte. Puedes centrarte en un objeto si tienes los ojos abiertos, o en tu respiración si estás con los ojos cerrados. Si durante la meditación pierdes la concentración, vuelve a iniciar con tranquilidad el proceso que has usado para relajarte.

  1. Durante la meditación

Acepta los pensamientos que van surgiendo, déjalos fluir y sigue adelante. Debemos permanecer inmóviles; al principio puede ser incómodo pero a la larga es fundamental para mantener la concentración.

  1. Añade la meditación a tus hábitos diarios

Para progresar debes ser constante e integrar la meditación como un hábito más en tu rutina diaria. Con la práctica llega la excelencia y conseguirás los beneficios físicos y mentales de esta práctica milenaria.
Beneficios de la meditación
Existen gran cantidad de estudios que han demostrado los beneficios que la meditación tiene sobre nosotros. Entre ellos, destaca la investigación llevada a cabo por la Dra. Sara Lazar, neurocientífica del Massachusetts General Hospital y del Harvard Medical School, cuyo estudio ha puesto de manifiesto cómo la meditación es capaz de transformar áreas del cerebro estrechamente relacionadas con las emociones, la memoria, el aprendizaje o la empatía.
La meditación tiene beneficios a nivel espiritual, físico y mental. Entre los más destacables se encuentran los siguientes:
• Disminuye los niveles de estrés y de ansiedad
Al ayudar a entrar en un estado de calma, mejora el bienestar mental y reducir así los niveles de cortisol, la principal hormona del estrés.
• Mejora nuestro sistema inmunológico
Y por ende, nuestra salud en general. Además, mitiga los problemas asociados a la hipertensión y enfermedades cardiovasculares al reducir la presión arterial.
• Genera una actitud más positiva
Al estimular la positividad, ayuda a afrontar la vida con una perspectiva más sana, afrontando los retos desde una óptica más calmada, estable y fomentando así el crecimiento personal.
• Influye en nuestra estructura cerebral
Como se ha mencionado anteriormente, transforma áreas de nuestro cerebro, estimulando la producción de neurotransmisores relacionados con la relajación, la memoria, etc. Además, reduce el volumen de la amígdala cerebral, estrechamente relacionada con el miedo.


• Aumenta el conocimiento sobre nosotros mismos
El hecho de reconocer las propias emociones y cómo nos sentimos en cada momento de nuestra vida genera seguridad en uno mismo, y poder así crecer interiormente.
• Alivia la tensión muscular
Introduciendo el hábito de la meditación en la vida diaria se consigue un alivio y relajación progresiva de los músculos, eliminando así la tensión y los posibles dolores que conlleva.
• Soluciona problemas de insomnio
Mejora la calidad del sueño, permitiendo un descanso más profundo y reparador.
• Mejora nuestras relaciones
Cuando nos sentimos bien con nosotros mismos damos nuestra mejor versión en todos los aspectos de la vida. A través de la meditación nos sentiremos más felices y nacerá un mayor sentimiento de empatía y comprensión con la gente que nos rodea, desarrollando así la inteligencia emocional.
En resumen, la práctica la meditación mejora la estabilidad emocional, la salud en general, y nos ayuda a ser más felices. Los beneficios de la conciencia plena se extienden a todo el organismo. Millones de personas en el mundo han experimentado todos los beneficios que trae consigo la meditación. Esto demuestra que sea cual sea la técnica de meditación escogida, ayuda a cambiar a las personas y su entorno. Tal y como afirma el Dalái Lama: ¨Practiquen la meditación. Es algo fundamental. Una vez que se la disfruta, ya no se la puede abandonar, y los beneficios son inmediatos.¨