Por: Misael Santana Huerta
Tuxpan, Nayarit. A 21 de Enero de 2021. En una gran ciudad, como lo es el municipio de Tuxpan, Nayarit. Los ciudadanos y ciudadanas se encuentran debidamente concentradas, para evitar que se les siga engañando, en eso de los candidatos que están a punto de imponer los partidos para que se la jueguen a la presidencia municipal, Síndicos y regidores y diputado local, importándoles muy poco a quién nombran a la diputación federal, ya que lo que le importa a la gente de Tuxpan, es la renovación de los poderes del municipio.
Cambio que los electores, vienen viendo con lupa, debido a que por ningún motivo, quieren que les impongan a ningún monigote, que ya fue funcionario público o pidió licencia para brincarle a otro cargo tal y como se está viendo con la diputada: MARGARITA MORÁN y LETICIA GONZÁLEZ GUZMÁN, Sindica del ayuntamiento de dónde pidieron licencia ambas en sus respectivas responsabilidades para brincarle a la presidencia municipal.
Cargos al que aspiran, pero con una oposición muy visible de la ciudadanía, por la sencilla razón nos dicen en que Morán Flores, siendo diputada por Tuxpan ha dejado mucho a desear en su desempeño debido a que ha tenido como lema llegar al cargo para servirse con la cuchara grande para su beneficio pero no para los más necesitados.
Estando en su contra también comentan los electores del municipio, el hecho de que aprovechándose del cargo, tiene a dos de sus hijos ocupando dobles empleos ganando sueldos onerosos, y por si fuera poco, tiene a su marido en la secretaria de gobierno del estado apuntalado para que no caiga por Aníbal Montenegro a quien ven como que fuera su padre.
Es decir cinco cargos públicos en una misma familia para estar infringiendo la ley orgánica para el estado de Nayarit, eso es lo que le ve mal los ciudadanos de Tuxpan y sus ejidos a esta familia, por lo tanto dicen una vez y otra también está familia no cabe ya en los cargos de elección popular, que dejen a otros que tienen méritos y que tienen derecho a ocupar un cargo por decisión de los electores del municipio de las Palmas y de los cocos amarillos.
Y como las cosas a este respeto de la política dice la gente no quedan ahí, hacen referencia a la sindica con licencia LETICIA GONZALEZ GUZMÁN, a quien le sacan los trapitos al sol en el sentido para empezar de que siendo sindica de la presente administración de la presidencia, con mucha anticipación, se aventó al ruedo haciendo campaña fuera de tiempo, recorriendo el municipio por órdenes de su primo hermano ” el tortas ” Guzmán, sin haber renunciado al cargo.
Esto es lo que tiene a González Guzmán, marcada por la opinión de la gente, debido dicen a qué la ex sindica ahora sí con licencia, se está dejando empujar por el dirigente del Partido Acción Nacional PAN, para lograr imponerla como candidata a la presidencia municipal, pasando por encima de la dirigencia estatal de este partido, en donde Juan Guerrero.
Dicen los opinólogos que apuestan pesos contra tostones de que la dirigencia no podrá doblegar al ” tortas ” Guzmán, para que se desista de sus caprichos de imponer candidatos de todos los giros para cobrarles la cuota quincena a quincena.
Método de imponer candidatos a cualquier cargo, que llevo al partido de los dos colores el blanco y el azul al descrédito, a grado tal de haber perdido a sus afiliados con que contaba al ver los afiliados que en ese partido en Tuxpan, solo es la sopa de Manuel Guzmán Morán y de nadie más.
Este descrédito de este amigo es el que está llevando al descrédito a la joven señora o señorita, para contar con infinidad de contras a lo largo y ancho del municipio, en donde los ciudadanos ya no se dejan llevar alguna parte si conocen las reglas con que se manejan las cosas de cualquier índole.
Así de mal les caminan las cosas a Margarita Morán y a la joven Leticia González Guzmán debido a que están siendo respaldadas políticamente por familiares de muy poco crédito.