A PROPÓSITO DE LA SALUD DEL PRESIDENTE MEXICANO

Por: Carlos Delgado Camacho

Con el saludo cordial acostumbrado para mis apreciables lectores, les comento las reflexiones que me he hecho respecto a la rápida recuperación de salud que tuvo según mi opinión personal, quizá el más polémico y controversial Presidente mexicano de los últimos tiempos ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. Efectivamente, parece haberle bastado sólo “una semanita” al popular “peje” para salir avante del contagio de CORONAVIRUS que sufrió y con ello, dejar nuevamente “frustrados” a sus más aferrados adversarios que seguramente prendieron veladoras e hicieron conjuros diversos con el fin de que la huesuda se lo llevara y por supuesto; terminara con los sufrimientos a que los ha venido sometiendo particularmente con la dura y minuciosa investigación que está haciendo “a los corruptos” la UNIDAD DE INVESTIGACIÓN FINANCIERA a cargo de un hombre temible con mano de hierro como lo es SANTIAGO NIETO. En relación a esta sorprendente recuperación creo que habría que otorgarle mérito especial al Instituto Nacional de Nutrición que colaboró y particularmente al Ejército Mexicano, toda vez que se difundió ampliamente que su tratamiento estuvo en manos de médicos militares; sin embargo, a un servidor le parece que hay otro factor muy importante digno de comentarse y que es en este caso EL ESTADO EMOCIONAL DEL PACIENTE. Al respecto, hay que recordar que está científicamente comprobado que LA FORTALEZA EMOCIONAL favorece el sistema inmunológico y por tanto, nuestro cuerpo está en mejor condición para enfrentar y salir avante de esta y cualquier otra enfermedad de etiología viral o bacteriana; luego entonces, lo acontecido “a nuestro Presi” nos permite corroborar algo que ya muchos hemos venido apreciando desde hace años, es decir, la naturaleza sui géneris de ANDRÉS MANUEL que es un hombre de férreas convicciones y plenamente convencido de que POR DESIGNIOS SUPERIORES ESTÁ CARGO DE UNA GRAN EMPRESA COMO LO ES LA TRANSFORMACIÓN DE NUESTRO PAÍS, mismo propósito que le proporciona el voluntarismo, la energía y la salud para continuar adelante y con los suficientes bríos para superar cualquier dificultad de las miles que ha venido enfrentando en el trayecto, INCLUIDO POR SUPUESTO EL CORONAVIRUS que ya vimos; “LE HIZO LO QUE EL VIENTO A JUÁREZ”. Así pues mis estimados lectores, HAY AMLO PARA RATO Y MÉXICO SIGUE TENIENDO UN PRESIDENTE QUE ES DE LOS QUE APLICA AQUÉL DICHO DE “QUE PARA ATRÁS NI PARA AGARRAR AVIADA”. Así que hay que seguir el ejemplo “DEL PEJE”, viviendo de manera optimista, constructiva, productiva, sin miedos y mirando hacia adelante; siempre teniendo en mente planes y proyectos para mantener la mente ocupada y UN SANO EQUILIBRIO EMOCIONAL. Y pensar como un conocido político abogado y barbón por cierto “panista” que cuando una periodista le pregunto si le preocupaba la muerte contesto enfáticamente: “Mire señorita, yo me preocupo y me ocupo de las cosas que dependen de mí; y como eso está a cargo “del de arriba”, entonces el que se preocupe”.

COROLARIO: ¿Recuerdan aquel dicho de que DIOS NO CUMPLE ANTOJOS NI ENDEREZA JOROBADOS? Hasta la próxima.