Los científicos identificaron en la muestra de un asteroide materiales orgánicos importantes para la vida en la tierra traída a la Tierra desde el Sistema Solar interior, esta es la primera vez en que se descubre materiales organicos en un asteroide, lo que podría resolver el misterio de la vida en el planeta tierra, debido a que estos materiales pudieron ser los precursores de químicos para el origen de la vida en nuestro planeta.

La muestra de un solo grano fue traida a la Tierra desde el asteroide Itokawa por la primera misión Hayabusa de JAXA en 2010. La muestra revela que el agua y la materia orgánica que se originan en el propio asteroide han evolucionado químicamente a través del tiempo. 

El documento de investigación sugiere que Itokawa ha evolucionado constantemente durante miles de millones de años mediante la incorporación de agua y materiales orgánicos de material extraterrestre extraño, al igual que la Tierra. En el pasado, el asteroide habrá pasado por un calentamiento extremo, deshidratación y fragmentación debido a un impacto catastrófico. Sin embargo, a pesar de esto, el asteroide se recuperó de los fragmentos rotos y se rehidrató con agua que se entregó a través de la caída de polvo o meteoritos ricos en carbono. 

Este estudio muestra que los asteroides de tipo S, de donde provienen la mayoría de los meteoritos de la Tierra, como Itokawa, contienen los ingredientes crudos de la vida. El análisis de este asteroide cambia las opiniones tradicionales sobre el origen de la vida en la Tierra, que anteriormente se habían centrado mucho en los asteroides ricos en carbono de tipo C. 

El doctor Queenie Chan del Departamento de Ciencias de la Tierra en Royal Holloway, dijo en un comunicado: “La misión Hayabusa fue una nave espacial robótica desarrollada por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón para devolver muestras de un pequeño asteroide cercano a la Tierra llamado Itokawa, para un análisis detallado en laboratorios en Tierra. 

“Después de ser estudiado en gran detalle por un equipo internacional de investigadores, nuestro análisis de un solo grano, apodado ‘Amazonas’, ha preservado la materia orgánica primitiva (sin calentar) y procesada (calentada) en diez micrones (una milésima de centímetro). de distancia”, afirma el doctor Chan. “El éxito de esta misión y el análisis de la muestra que regresó a la Tierra ha allanado el camino para un análisis más detallado del material carbonoso devuelto por misiones como Hayabusa2 de JAXA y las misiones OSIRIS-Rex de la NASA.

 Ambas misiones han identificado exógenos materiales en los asteroides objetivo Ryugu y Bennu, respectivamente. Nuestros hallazgos sugieren que la mezcla de materiales es un proceso común en nuestro sistema solar”,