*Docentes y trabajadores universitarios señalan que el SPAUAN  y el SETUAN llevaron a cabo votaciones amañadas en complicidad con el Rector, Ignacio Peña González, para que se levantara la huelga antes de la llegada de López Obrador a Nayarit

.Amenazan con no regresar a clases hasta que no se destierre la corrupción de la Universidad

Por: Verónica Ramírez y Mildra Benítez

Tepic, Nayarit.- Jueves 11 de marzo del 2021.- Con  votación dividida, el SPAUAN   levantó la huelga en la Máxima Casa de Estudios a partir de las 2:30 de la tarde de este miércoles, una vez que recibieron de Conciliación y Arbitraje el documento que ampara el término del proceso.

Minutos después se retiraron las banderas rojinegras de los puntos de guardia en las diferentes unidades académicas de todo el estado y del  campus universitario.

Podría ser la próxima semana o a más tardar el 22 de marzo cuando los docentes regresen a impartir clases virtuales  a los universitarios, pero esto está  aún en veremos. Y es que hay dudas de la fecha exacta porque existen varios puntos que aclarar con las autoridades universitarias, explicó el  dirigente del SPAUAN, Francisco Haro.

“Hay pendiente algunas actividades del  ciclo escolar anterior que se tienen que finiquitar. Está pendiente el proceso de carga horaria para las actividades docentes”.

El SPAUAN aceptó mediante el convenio firmado en Conciliación y Arbitraje que les pagaran los adeudos en cuatro ministraciones, la primera de ellas ya se cumplió al recibir este mismo miércoles el pago del aguinaldo.

Pero la decisión de doblar las manos y aceptar los pagos en abonitos fue muy polémica y generó una gran división entre los maestros afiliados a este sindicato sobre todo por la “consulta” para el levantamiento de la huelga.

Dicha  consulta entre las bases generó una votación dividida al  obtenerse  851 votos a favor de retirar la huelga, 505 en contra y 86 abstenciones.

Docentes de las preparatorias foráneas inclinaron la balanza para retirar las banderas rojinegras del Alma Máter, tras 51  días de mantener la huelga en todos las unidades universitarias.

Ante estas cifras hay enojo contra el dirigente Francisco Haro quien es compadre del rector Ignacio Peña por ponerse de pechito e incluso existe el sospechosísimo de la votación en el área de Contaduría de donde provienen ambos compadritos porque casualmente ahí todos votaron a favor de levantar la huelga.

La postura  divida se debe a que algunos docentes no están de acuerdo con el plan de pagos en “abonos” hasta mayo,  propuesto por la UAN, ya que  se dicen hartos de tantas promesas incumplidas.

Y es que consideran que los  271  millones de pesos que depositó la SEP como adelanto del subsidio de los últimos meses de este año, significa abrir otro hueco y que por enésima ocasión, la UAN  se declare insolvente a finales del 2021, es solo una “mejoralito” al cáncer terminal que tiene la universidad.

Sin embargo, los esquiroles del gobierno de Toño Echevarría García se movieron  y  orquestaron el plan de poner a  votación para “manipular” a los indecisos y aquellos que les deben algunos favores. Les urge que se retire la huelga para que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador quien viene a Nayarit este fin de semana,  no vea el caos que se vive en esta institución pública saqueada por años por las autoridades universitarias y dirigentes sindicales.

Y antes de que los ánimos se caldeen entre los docentes inconformes, la dirigencia del SPAUAN junto con el representante legal de la universidad se lanzaron a Conciliación y Arbitraje  para firmar el convenio en donde se estipula, entre otras cosas el calendario de pagos de la siguiente manera.

Pago de aguinaldo el 10 de marzo, mientras que estímulos económico y reconocimiento por antigüedad pagaderos el 19 de marzo, además, el pago del bono de apoyo al docente para la segunda quincena  de abril y finalmente, el último “abonito” sería en la segunda quincena de mayo para cubrir  pago del salario de la segunda quincena de enero.

En la misma postura estuvo el  SETUAN sin una cabeza visible, tras el encarcelamiento de su lider Luis Manuel  Hernández Escobedo donde los que hasta el momento la dirigen, asustaron a los delegados sindicales con el cuento de que si no cedían, al llegar a los 60 días de huelga, sólo les iban a pagar el 50 por ciento de los adeudos. Y como les entró “miedito” de perder sus pagos, aceptaron levantar la huelga.

Pero más tardaron en retirarse las banderas rojinegras y dejar libre el paso en la  avenida Universidad que en nacer un movimiento de inconformidad al interior de las unidades académicas que hablan incluso, de no regresar a clases hasta que les cubran totalmente los adeudos.

RECHAZA LEVANTAR HUELGA CIENCIAS SOCIALES DE LA UAN

* Están en desacuerdo con la propuesta de calendario de pagos presentada este martes por la Rectoría y que considera cubrir los últimos adeudos pendientes en mayo próximo

El 68  por ciento de la sección del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Nayarit (SPAUAN) número 31 Ciencias Sociales se pronunció por no levantar la huelga iniciada el 18 de enero, en desacuerdo con la propuesta de calendario de pagos presentada este martes por la Rectoría y que considera cubrir los últimos adeudos pendientes en mayo próximo.

La contrapropuesta de la Sección 31 es que el correspondiente Comité General de Huelga demande a la autoridad universitaria la conclusión de dichos pagos durante el presente mes de marzo.

En asamblea general virtual convocada vía Zoom por el Secretario General, Ilych Ramos Guardado, las y los docentes de la Unidad Académica de Ciencias Sociales reiteran además la necesidad de que en forma pública y transparente continúen los trabajos de la Mesa de análisis instalada con la participación de la Secretaría de Educación Pública federal, la Rectoría y Sindicatos de la UAN en torno a la problemática universitaria.

De igual forma la Sección integrada por ciento diez docentes de la mencionada Unidad Académica acordó impulsar al interior del SPAUAN y ante la comunidad universitaria una serie de propuestas para el saneamiento financiero y administrativo de la Universidad, a fin de que se mantenga como la principal institución de educación media superior y superior en el estado.

Dicha función, precisan, se encuentra en riesgo toda vez que el pago de salarios y prestaciones pendientes de 2020 únicamente se ha realizado con adelantos del subsidio ordinario de 2021, lo cual significa que de nuevo la Universidad será insolvente a finales de este año.