*Los diputados federales de MORENA, acaban de presentar una reforma al artículo 115 constitucional, que permite llevar a juicio político y castigar con cárcel a “todos” los gobernadores por desviar recursos federales, sin que intervengan los poderes estatales

*De nada le servirá a Toño su “blindaje de impunidad” y la imposición del próximo gobernador

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Miércoles 17 de Marzo del 2021.- Si el gobernador, Toño Echevarría García, pensaba irse del gobierno con las cuentas bancarias forradas de billetes y sin pisar la cárcel, se encuentra muy equivocado, ya que los diputados federales de MORENA acaban de presentar una reforma al artículo 115 Constitucional, por medio de la cual, podrán DESAFORAR y abrir juicio penal a TODOS los gobernadores que hayan desviado “única y exclusivamente” recursos federales, sin que tengan que intervenir los Poderes Estatales.

Esta reforma, que en un principio se construyó para CONTRAATACAR al narcogobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, en realidad, va contra los 32 gobernadores de las entidades federativas, entre ellos, el gobernador de Nayarit, Toño Echevarría García, quien a tres años de gobierno, registra desvíos de recursos federales por el orden de los 7 mil millones de pesos y una deuda pública superior a los 6 mil 500 millones de pesos, sin incluir la deuda pública a proveedores, empresas constructoras foráneas y más de mil millones de pesos, que debe Toño por pérdida de juicios laborales ante la Junta y el Tribunal de Conciliación y Arbitraje. 

Dicha iniciativa, fue presentada ante el Pleno Legislativo por la diputada federal de MORENA, Reyna Celeste Ascencio Ortega, quien dijo lo siguiente: 

Antonio Echevarría García. Gobernador del estado.

“Proponemos reformar el quinto párrafo del artículo 115 Constitucional, a fin de que si un funcionario local, sea el gobernador, alcaldes o funcionarios públicos estatales o municipales, que gocen de fuero y cometan un delito federal, se le pueda desaforar solamente por la cámara de diputados federales y pueda ser llevado a Juicio Penal, eliminando el requisito que el asunto se envíe a las legislaturas locales”.

Con esto, puntualizó, buscamos romper los pactos de impunidad y los recovecos legales, por los cuales algunos gobernadores o funcionarios no puedan ser llamados a cuentas por la justicia.

“Porque es innegable, agregó, que en las entidades federativas, los gobernadores mantienen un férreo control sobre los otros dos poderes, legislativo y judicial, por medio del cual es imposible castigarlos por actos graves de corrupción”.


Francisco Javier Cabeza de Vaca. Gobernador de Tamaulipas.

Sin embargo, con esta reforma, todos los gobernadores podrán ser “desaforados” en la Legislatura Federal, por desviar recursos federales y abrirles juicio penal ante la Fiscalía General de la República (FGR), sin que intervengan en dicho procedimiento los poderes locales.

En el caso de Nayarit, la XXXI Legislatura, eliminó aparentemente el juicio político local o estatal contra el gobernador, alcaldes, diputados y funcionarios de primer nivel.

Cuando lo cierto, es que resultó ser una soberana payasada, ya que esta iniciativa que fue elaborada por el excandidato del PRI a gobernador, Manuel Cota Jiménez, permite a los gobernadores, protegerse con un “blindaje de impunidad”.

Por ejemplo, el Gobernador, Toño Echevarría García, creó un “blindaje de Impunidad” poniendo a su tío Polo Domínguez, como líder del Congreso del Estado; luego puso como Fiscal de Nayarit al ahijado de su papá, Petronilo Díaz Ponce Medrano; después, reeligió por diez años más a Ismael González Parra, como Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit y por último, impuso a su primo, Manuel Porras Fuentes, como Fiscal Anticorrupción.

Con este blindaje, Toño Echevarría, pensó que se iba a ir del Gobierno del Estado, con las bolsas forradas de billetes y sin pisar la cárcel.

Pero, Toño, se equivocó rotundamente, porque los diputados federales de MORENA, acaban de presentar una reforma al artículo 115 Constitucional, por medio de la cual, podrán DESAFORAR y abrir juicio penal a TODOS los gobernadores que hayan desviado “única y exclusivamente” recursos federales, sin que tengan que intervenir los Poderes Estatales.

Incluso, a Toño Echevarría, no le servirá de nada imponer al próximo gobernador, porque cualquier nayarita o diputado federal que presente una demanda de juicio político contra Toño por desviar recursos federales y que esté bien sustentada, será suficiente para que lo “desaforen” los diputados federales y lo manden a la cárcel por ratero.