Asegura que el turismo principalmente del vecino estado de Jalisco viene a “abarrotarlas” y si no hay un control,  precisamente en vacaciones, se van a disparar los casos de coronavirus en las siguientes semanas

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Miércoles 17 de marzo del 2021.- Proponen “cerrar” las playas de Nayarit durante el periodo vacacional de Semana Santa para impedir  la llegada de miles de vacacionistas de todo el país y con ello prevenir el contagiadero de Covid-19.

A pesar de estar en color amarillo en el semáforo epidemiológico urge prohibir el acceso a las playas nayaritas y demás cuerpos de agua como arroyos y lagunas para evitar un tercer rebrote de Covid-19.

Las autoridades encendieron los focos rojos luego de que este fin de semana largo pese a la pandemia, los destinos de sol y playa estuvieron a reventar sin que los visitantes guardaran la sana distancia y hasta se olvidaron del uso de cubrebocas.

El Secretario de Salud, Raúl Santiago López Díaz hizo la propuesta este martes ante  la mesa Covid para que los 30 consejeros analicen los pros y contras del cierre de playas en el periodo vacacional que se avecina;  y emitir un veredicto en los próximos días para impedir que se sature la  ocupación hospitalaria.

“Yo estoy a favor que cierren las playas toda la Semana Santa, la gente sale desesperada como si no conociéramos las playas”, dijo el responsable de Salud.

Asegura que el turismo principalmente del vecino estado de Jalisco vienen a “abarrotarlas” y si no hay un control,  precisamente en vacaciones, se van a disparar los casos de coronavirus en las siguientes semanas.

“En unos países del mundo mejor decidieron cerrar en Semana Santa  las playas para evitar la tercera oleada porque si nos va a colapsar totalmente el sistema de salud”, recalcó López Díaz.

Ojalá la población tome conciencia del riesgo inminente que significa ir a vacacionar en la Semana Mayor, aunque parece imposible porque simplemente en  el “puente” que acaba de concluir este fin de semana, las playas estuvieron   hasta 300 por ciento de ahí la propuesta de

“Es una semana nada más, o quizá seis días –de martes a domingo- porque del miércoles en adelante, están las playas saturadas”.

Pidió a la población no ir a la playa y sobre todo  paciencia porque con la  aplicación de la vacuna se ve una luz al final del camino y si las personas se “amarran” las ganas este mes y el siguiente, vamos a tener menos contagio y podría entrarse a la fase de mitigación.

Es mejor sacrificar el aspecto económico que la vida de la población que no dimensiona la gravedad de la emergencia sanitaria e incluso, luego de que andan de vacaciones y enferman, culpan a los médicos de la gravedad y muertes de algunos pacientes.