* Piden que se encuentre una ruta de solución sin afectar las finanzas del Estado mexicano, que  les  permita garantizar los derechos de los maestros que dejaron prácticamente toda su vida en las aulas

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 18 de marzo del 2021.- Este jueves, maestros jubilados y pensionados de Nayarit con una caravana automovilística por las principales calles de Tepic, manifestarán su rechaza al pago de pensiones en Unidades de Medida y Actualización (UMA), lo que viola sus derechos.

En Nayarit este decreto afecta a cerca de mil maestros federales de  tiempo completo porque a la hora de hora de jubilarse recibirán diez mil pesos menos en su salario mensual debido a este “ajuste”.

Explican los afectados que al magisterio estatal no les afecta pero también están “fregados” dado a que el gobierno de Antonio Echevarría García en complicidad con los diputados locales aprobaron la Ley Burocrática, una normativa leonina que termina con una serie de beneficios ganados de los trabajadores a lo largo de años de lucha sindical.

La sección 20 del  SNTE se lava las manos y sólo a través de un pequeño comunicado anunció que la dirigencia  nacional interpondrá una demanda internacional contra esta normativa.

Ante la reciente noticia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de establecer un tope máximo para el cálculo de la pensión de algunos maestros  jubilados en UMA y no en salario mínimo, comenzó el rechazo de diversos grupos.

En  el  Movimiento Nacional por la Transformación Sindical ven  con preocupación este acontecimiento que genera una afectación directa a los derechos de las y los trabajadores de la educación, y a sus conquistas sindicales.

De acuerdo a la Comisión Política de este movimiento sindical,  la medida que pretenden implementar sangra directamente su economía de la que dependen miles de familias nayaritas y en general, de todo el país.

En ese sentido quienes integran  este movimiento conformado por miles de trabajadores de la educación, administrativos y personal de apoyo educativo, y decenas de referentes sindicales solicitan al Gobierno Federal tome cartas en el asunto ante este controvertido tema.

Pide el magisterio pensionado que les   ayuden a encontrar una ruta de solución sin afectar las finanzas del Estado mexicano pero que a su vez les  permita garantizar los derechos de los maestros que dejaron prácticamente toda su vida en las aulas.

La única esperanza de los maestros jubilados es que los nuevos legisladores federales modifiquen la Constitución en su artículo 26 apartado B que establece el pago en UMA de las obligaciones y supuestos.

Una vez aprobada la modificación Constitucional, tendrían que pasar a los Congreso locales para que por lo menos 16 la aprueben y echar abajo esta acción que perjudica a los maestros, forjadores de las nuevas generaciones.