El presidente de Estados Unidos aseguró que no debemos ser cómplices “otorgando el silencio” ante una tragedia; denunció que los asiático-estadunidenses están siendo agredidos por el mensaje de odio.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofreció consuelo a la comunidad asiático-estadunidense tras el tiroteo contra varios centros de masajes a las afueras de Atlanta, que dejó ocho personas muertas, la mayoría de ellas mujeres, cometido por una persona blanca

“El odio no debe tener lugar en los estadunidenses, esto es para que se detenga, hay que estar juntos […] cualquiera que haya sido la motivación, muchos asiáticos están preocupados en las calles por esos sentimientos (de odio)”, dijo Biden en su conferencia de prensa.