Martín Elías Robles

PERO QUÉ NECESIDAD

     Qué tal, amigo lector; estamos en pleno abril, el mes más bonito del año, ya sabe usted, la primavera, el amor, el renacer, la metamorfosis, el paisaje, los violines y los pianos; bueno, en otros tiempos hubiera sido fabuloso disfrutar de estos estados apoteósicos, casi etéreos; pero hoy, con la pena, tenemos tantas preocupaciones, que como no sea yéndonos a la polinesia, donde no hay conexión con la civilización, no encuentro otra manera para escabullirnos de la realidad que nos lacera, empezando por la pandemia que sigue fuerte en muchas partes del mundo. Eso sí, la vacuna al parecer ha sido un gran aliciente, sobre todo en México, donde apenas se lleva vacunado a una parte del sector de adultos mayores, y ya se piensa que la situación está controlada. Luego, con eso del mentado semáforo verde en algunos estados, pues hay quien piensa que en eso de darle en la torre al Covid, para los mexicanos, como diría mi tía Gertrudis,  es pan comido. Aquí en Nayarit mucha gente se fue a la playa haciendo caso omiso a la recomendación de quedarse en casa, ni hablar, fue su decisión, aunque ahora todos estemos con el Jesús en la boca, suplicando para que no vaya a presentarse un nuevo rebrote de la pandemia, todo sea por el mejoramiento de la economía, que según las autoridades gubernamentales urge que se active para resolver los problemas de índole social como la pobreza; hágame usted el refregado favor, pues cuando a los políticos les ha importado la raza necesitada… NI EN SU CASA LOS QUIEREN. Hay precandidatos que cándidamente pretenden una alcaldía o diputación, qué terquedad la suya, si saben que el pueblo no los masca cómo se atreven a estorbar, lo que se ve no se discute; si ni en la encuesta de mentiras aparecen, qué fregados hacen intentando ganar un puesto de elección, cuando es muy claro que el populacho los detesta. Allá ellos y sus sueños guajiros.  Ciertamente es bien sabido que las trampas y marrullerías existen; pero si por encima de eso la gente sale a votar de forma masiva, no habrá manera de cometer un fraude, a menos que se caiga el sistema de cómputo como supuestamente ocurrió en 1988 para que ganara Salinas de Gortari la Presidencia de la República, algo difícil en estos tiempos en que con la tecnología cibernética estamos más vigilados que un alcalde garañón al final de su trienio. Mire, amable lector, mejor le voy a cambiar de tema, ya sé que a muchas personas les enfada oír de política, que porque aquí se dan miles de cochinadas, pero precisamente es la apatía ciudadana lo que provoca que nos lleguen gobernantes malandrines, mentirosos y sinvergüenzas, y en muchos casos hasta inhumanos, gobernantes que se escudan en sus siervos para fregar al pueblo. Por eso hoy debemos involucrarnos con responsabilidad en las elecciones para elegir a la persona idónea… LA VACUNA. Llegó a Nayarit, otra buena remesa de vacunas contra el Covid, medicamento que sigue siendo dirigido a los adultos mayores, qué bueno que así sea, aunque a decir verdad muchas personas no se la quieren aplicar debido a los rumores que han surgido respecto a la efectividad del medicamento. Oiga, estamos tan expuestos al contagio que cualquier intento por controlar la pandemia y salvar vidas es bien venido, el covid no es un juego, hay que ponernos la vacuna, no hay de otra; yo tuve la desgracia de perder a un familiar hace apenas unos días, y créamelo, el sufrimiento del enfermo y los familiares debemos evitarlo. La vacuna como las otras que se han diseñado se logra a base de investigaciones y muchos experimentos científicos, son probadas y vueltas a probar antes de  salir a la luz pública, se necesita de permisos que solo se otorgan con datos reales que demuestren su grado de efectividad, entonces no debemos creer en sandeces que únicamente nos trastornan la mente… SUFRIENDO POR EL AGUA. Otra vez con el mismo tema, los tepicenses seguimos batallando con el abasto de agua potable, duramos semanas sin tener con que bañarnos, hay gente que no tiene dinero para comprar un garrafón de agua, y menos para una pipa, ya huelen a zorrillo; pero cómo le hacen, esto mientras en el Siapa Tepic se la pasan arreglando motores, peleando con la CFE, y llorando porque no tienen dinero para nada, pero si para cubrir la nómina de cientos de trabajadores, que ni hacen falta, quienes ante la inactividad se la pasan pelando naranjas para no aburrirse. Por ahí debería empezar la restructuración para sanear las finanzas de la dependencia, no solo con los morosos, que si bien es cierto son parte del problema, el asunto viene desde los tiempos en que los funcionarios y políticos decidieron hacer de la tesorería del Siapa su caja chica.  Tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata… LA INOCENCIA. Me pregunta mi nietecita Monse de 6 años que qué es la muerte. Apenas intento contestarle, y ella con su voz dulce me dice; es irse al cielo a vivir feliz en una estrella, o en la luna. robleslaopinion@hotmail.com