Había una vez un ratón que se llamaba Juan, Juan y sus amigos fueron al bosque a molestar a los demás animales con sus popotes con papel, cuando de pronto vieron a un león llamado Max dormido en el piso, Juan les dijo que no lo molestarán a él porque si no se iba a enojar mucho, pero sus amigos no le hicieron caso.

Cuando de pronto se despertó el león muy enojado diciendo quien fue el que le aventó la bola de papel, el ratón corrió con mucho miedo porque el león iba detrás de el para comérselo y sus amigos se escondieron y no lo defendieron.

El ratón Juan y sus amigos le pidieron perdón, prometieron no molestarlo más; el león le dio tristeza y lo dejo en libertad.

Autora: Damaris    Edad: 5 años