*El gobernador no cesa de repartir permisos de taxis, combis y camiones, como bolo a sus incondicionales, amigos, familiares, socios y achichincles, por lo que al final de su cuatrienio, la cifra pudiera alcanzar los mil 800 permisos, denuncia el líder transportista, Carlos Moncayo

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Lunes 12 de abril del 2021.- Se amparan transportistas ante un Juez de Distrito para impedir que el gobernador Toño Echevarría García continúe con el año de Hidalgo  repartiendo concesiones de taxis prácticamente, cada vez que respira. La demanda se enfoca en contra de una concesión que no cubre los requisitos estipulados por la ley.

De ganarse, el resto de los permisos “regalados” caerán como  efecto dominó,   así lo señaló Carlos Moncayo, dirigente del Sindicato de Trabajadores de Nayarit (SITRANAY).

Se tiene constancia que en los últimos meses,  más de 600 permisos del servicio público entre taxis, combis y camiones han sido repartidos como “pan caliente” a sus incondicionales, amigos , familiares, socios y achichincles. Y no para dar girar concesiones, por lo que al final de su sexenio la cifra pudiera alcanzar más de mil 800 permisos.

Esta cifra es independiente a los permisos clonados que fueron “legalizados” también para  apoderarse de ellos y distribuirlos entre su círculo cercano.

Lo peor de todo es que en la recta final de su administración hay temor de que reparta el triple de concesiones  por lo que a transportistas no les quedó más remedio que recurrir a la justicia para impedir esta estocada final al transporte público.

Carlos Moncayo, lamentó que esta administración sigue con la entrega de concesiones a sus allegados y grupos afines al gobierno en turno.

“El gobierno no nos ha entendido que el transporte está sobresaturado, la situación de las familias que dependen del transporte están en una situación económica bastante grave”.

Explicó que esta lucha no  se trata de preferencias o de  fortalecer a un grupo o no, se trata de un interés general porque hay un problema económico muy grave que viven las familias de este sector.


Carlos Moncayo, dirigente del Sindicato de Trabajadores de Nayarit (SITRANAY).

“Andamos en alrededor de las 600 concesiones, incluso declarado por el Secretario de Movilidad, en su pasada comparecencia en el Congreso del Estado, cosa que nosotros vemos muy grave”, dijo el líder transportista.

La autoridad armó todo un “circo” con la entrega de estos permisos y cacaraqueó que estas nuevas concesiones se destinaron a los choferes con más de 35 años de servicio, lo cual es una mentira a medias porque de 30, sólo uno es chofer.

Capítulo aparte merecen los permisos clonados “reasignados” a otras personas.

Todo el sector y las mismas autoridades saben que se requiere un estudio para poder entregar las concesiones de transporte en cualquier municipio, pero les vale.

Los estudios arrojan que en Tepic deberían de existir mil taxis pero la realidad es que existen más de cinco mil unidades porque los gobiernos han utilizado la entrega de concesiones del transporte como un “regalo” a los lambiscones.

Por lo pronto, esperan que la justicia les conceda la razón lo antes posibles antes de que el sector del autotransporte muera a consecuencia de la competencia desleal, incentivada por el mismo gobierno, bajo la obscura sospecha de que le compren los vehículos a sus compañías.